Zumby Pixel

Estafan 2,8 millones de euros a Japan Airlines

La aerolínea Japan Airlines (JAL) ha sido objeto de una estafa por correo electrónico que le ha costado 384 millones de yenes (2,8 millones de euros/3,4 millones de dólares), por el pago de supuestos tarifas de arrendamiento y otros servicios.

Publicado 20 diciembre 2017 el 20 de Diciembre de 2017

por

La aerolínea Japan Airlines (JAL) ha sido objeto de una estafa por correo electrónico que le ha costado 384 millones de yenes (2,8 millones de euros/3,4 millones de dólares), por el pago de supuestos tarifas de arrendamiento y otros servicios.

Entre julio y septiembre JAL “recibió facturas falsas y transfirió pagos a una cuenta bancaria no autorizada” en Hong Kong en concepto de pago por supuestas tarifas de arrendamiento de aviones y servicios de carga a socios comerciales en el extranjero, confirmó hoy a Efe un portavoz de la aerolínea.

La aerolínea japonesa gestiona el uso de un Boeing 777-300ER a través de una institución financiera extranjera, cuya identidad fue suplantada por un grupo criminal desconocido que pidió 360 millones de yenes (2,7 millones de euros/3,2 millones de dólares) por su alquiler, cantidad que JAL depositó el 29 de septiembre en la cuenta especificada.

La empresa subcontratada por JAL para gestionar los servicios de asistencia de su división de carga en Estados Unidos también realizó dos pagos el 24 de agosto y 7 de septiembre por valor de 24 millones de yenes (178.000 euros/212.000 dólares), tras recibir un correo similar supuestamente desde la subcontrata, explicó el portavoz.

Avión hace aterrizaje de emergencia en aeropuerto de Veracruz

El personal de JAL no detectó el fraude hasta que recibió correos recordatorios para efectuar los pagos, cuyos montos fueron retirados de la cuenta pocos días después de las transacciones, lo que los hace irrecuperables, dijo la compañía.

La aerolínea nipona ha pedido el apoyo de las autoridades de Hong Kong para rastrear el pago, pero evitó proporcionar más detalles que pudieran interferir con la investigación de la policía y el FBI.

El personal de JAL que recibió los correos fraudulentos no dudó al principio de su autenticidad porque un empleado de sus socios figuraba como remitente y el mensaje adjuntaba la firma de la persona con la que habitualmente se comunicaban, según detalles de la investigación recogidos por la cadena estatal nipona NHK.

Pasajera poseída provoca aterrizaje de emergencia

 

 

- US -