Zumby Pixel

Moriré luchando: Negro Casas

"Si me retiro, me voy a enfermar. Soy luchador y me voy a morir luchando, no es tan trágico como suena".

Publicado 31 diciembre 2017 el 31 de Diciembre de 2017

por

Curtido ante los mejores hay pocos luchadores en la actualidad que pueden darle batalla al Negro Casas. Suma ya cuatro décadas en los azotones de paga y la juventud de sus rivales suelen picarle el orgullo para enfrentarlos. Así que encarar a Sam Adonis por las greñas fue una decisión natural para el maloso. Ya eran muchas fechorías las del estadunidense, y el 4:40 saltó para ponerle un alto.

“Tenía muchas ganas de que se firmara esta lucha y ahora espero con ansiedad el momento de enfrentar a este joven irrespetuoso. Vamos a humillarlo como un regalo para la afición, será una buena forma de empezar el año”, indicó el veterano.

El Milán empata con Fiorentina y cierra su 2017 fuera de la zona europea

Ha sido una rivalidad que lo ha llevado a tomar posturas extremas, en algún momento pensó en jugarse la carrera, en el fondo, sabe que el adiós del pancracio está cerca. “Si me retiro, me voy a enfermar. Soy luchador y me voy a morir luchando, no es tan trágico como suena. Estoy en una situación en la que de repente soy muy cruel conmigo, pero tengo que irme preparando y saber que vienen nuevas generaciones”, aceptó el esteta.

Sin embargo, sabe que tiene una energía y espíritu superior al de los jóvenes, “aunque hay que reconocer que 40 años no pasan en balde, es un aviso para no emocionarme de más”. Casas no soporta la altanería y prepotencia de Adonis, por lo que está decidido a cerrarle a boca con la sapiencia luchística que lo caracteriza.

“Insulta a la gente, a los luchadores, a las mujeres mexicanas… Piensa que con eso adquiere más atención, pero también recibe más resentimiento”, señaló.

El colmillo del Negro es enorme, huele el miedo de sus enemigos y nota nervioso a Sam: “Lo siento así. Sé que me admira y eso juega en su contra, será su error. A mí me pasó, enfrenté a mis ídolos y no podía con ellos, es difícil superar eso, así que voy a aprovecharlo a mi favor”.

El Benevento pone fin a su pesadilla

Al preguntarle si le dolería perder y fallarle al público mexicano, el integrante de La Peste Negra negó que se trate de un asunto del país.

“La lucha libre es un deporte y ganas o pierdes. He tenido muchas luchas contra extranjeros y son especiales, tenemos ese sentimiento y vuelve más interesante la lucha. No es un rival ordinario y hay que dar una buena batalla, nada burdo, feo, que sea un buen cierre para esa rivalidad”, culminó.

US - US -