Zumby Pixel

Hamilton se hizo mito, Mercedes sumó el cuarto y Alonso acabó su pesadilla

En general fue un muy buen año para el deporte motor y aquí un recuento de los sucedido.

Publicado 24 diciembre 2017 el 24 de Diciembre de 2017

por

El inglés Lewis Hamilton se convirtió en mito al lograr en 2017 su cuarto título mundial de F1, el tercero con Mercedes, que capturó su cuarta corona seguida de constructores en un certamen en el que el doble campeón del mundo español Fernando Alonso (McLaren) completó su tercer año para el olvido, en espera de que el cambio de motor -de Honda a Renault- acabe con su pesadilla.

Hamilton, de 32 años, que en 2008 había ganado el Mundial con un McLaren, firmó el tercero con la escudería de Brackley, después de los conseguidos en 2014 y 2015. El espectacular y excéntrico piloto de Stevenage se anotó un Mundial igualado en su primera mitad -en la que mantuvo una dura pugna con el alemán Sebastian Vettel (Ferrari)- y que se resolvió claramente a su favor después del parón vacacional de agosto.

Golazo y asistencia del “Chucky”, para victoria del PSV

El inglés lo dejó matemáticamente resuelto en Ciudad de México, en la antepenúltima de las 21 carreras disputadas en el ‘Año I después de Ecclestone’. En el que acabó igualando los cuatro títulos de Vettel (todos con Red Bull, de cuyo periplo hegemónico tomó el relevo Mercedes) y del francés Alain Prost, situándose a uno del pentacampeón argentino Juan Manuel Fangio; y a tres del alemán Michael Schumacher, convaleciente aún del grave accidente de esquí que sufrió hace cuatro años en Meribel, en los Alpes franceses.

Hamilton mejoró este año la plusmarca histórica de (68) ‘poles’ del germano, elevándola a 72, aunque sus 62 victorias aún se quedan lejos del récord del ‘Kaiser’, 91 veces ganador en la categoría reina del motor. Ganó nueve veces acabó con 46 puntos sobre Seb.

El nuevo compañero de Hamilton, el finés Valtteri Bottas -sustituto del alemán Nico Rosberg, retirado cinco días después de ganar el título en 2016- fue tercero, justo delante de su compatriota Kimi Raikkonen (Ferrari), en un Mundial en el que los dos pilotos de Red Bull, el australiano Daniel Ricciardo y el holandés Max Verstappen fueron quinto y sexto, respectivamente.

“Chicharito” entró de cambio en derrota del West Ham 

Alonso completó su tercer año para el olvido con McLaren, la segunda escudería más laureada de la F1, con la que el doble campeón mundial asturiano vivió los peores tres años de toda su historia.

Con un quinto puesto como mejor resultado, en Hungría (donde, a pesar del mal coche, marcó la vuelta rápida), el astro astur -que este año disputó las 500 Millas de Indianápolis y que no descarta participar el que viene en alguna de las carreras de resistencia- espera un importante cambio de rumbo el año próximo con el nuevo propulsor Renault. Acabar decimoquinto, con 17 puntos, no es lo que se espera de “una de las grandes estrellas de la F1”, al que el nuevo mandamás, el estadounidense Chase Carey, quiere ver, según indicó a EFE en Abu Dabi, “peleando por el título”.

Su compatriota Carlos Sainz acabó con sobresaliente su tercer año -el de la confirmación-, que acabó noveno, con 54 puntos, de los cuáles aportó 49 a los 53 que sumó Toro Rosso, antes de disputar las últimas cuatro carreras con Renault, con la que correrá el año próximo, cedido por Red Bull. En Singapur, el madrileño logro, además, su mejor resultado desde que pilota en F1, al acabar cuarto.

Kilmarnock le da la vuelta a Rangers

El mexicano Sergio Pérez (Force India), fue el mejor de entre el resto. Como él mismo explicó a Efe, había dos categorías y ellos ganaron el Mundial en la suya -la que no incluía ni a Mercedes, ni a Ferrari, ni Red Bull, las tres escuderías dominantes-. ‘Checo’ sumó cien puntos y repitió el séptimo puesto final del año pasado.

El monegasco Charles Lecrerc, miembro de la Academia de jóvenes pilotos de Ferrari, ganó la Fórmula 2 y que el año próximo correrá para Sauber en la categoría reina.

En rallys, el francés Sebastien Ogier se convirtió -de forma seguida- en pentacampeón del mundo, tras añadir a los cuatro que logró con Volkswagen un nuevo título en 2017, con un Ford; y el Mundial de resistencia lo ganó, para Porsche, el trío integrado por el alemán Tim Bernhard y los neocelandeses Earl Bamber y Brendon Hartley.

La Fórmula E, el campeonato eléctrico, coronó a su tercer campeón, el brasileño Lucas Di Grassi, durante 2017. Y a principios de este mes Hong-Kong, albergó las dos primeras pruebas de un campeonato recién arrancado que lidera el inglés Sam Bird.

El Chelsea, fue incapaz ante el Everton

US - US -