Zumby Pixel

Berizzo cierra el 2017 de la peor manera

El jugador que enfrenta un cáncer de próstata fue despedido como entrenador del Sevilla.

Publicado 22 diciembre 2017 el 22 de Diciembre de 2017

por


 Eduardo Berizzo afrontó en esta temporada uno de los retos mas importantes de su carrera, ponerse al frente de un equipo que en las últimas campañas se ha ganado estar en la elite del fútbol europeo, pero el argentino cierra 2017 de la peor manera, desvinculado del Sevilla y en pleno tratamiento de un cáncer.

 El Consejo de Administración del Sevilla ha tomado este viernes la decisión de destituir a su entrenador, el argentino Eduardo Berizzo, “debido a la mala racha del equipo” de la Primera División española de fútbol.

El mejor SuperBowl de la historia y una batalla campal en el “Pirata” Fuente, lo que nos dejó febrero

El Sevilla “quiere dejar constancia de su agradecimiento a Eduardo Berizzo por su profesionalidad y entrega mostrada en el desempeño de su trabajo, así como por el buen trato dispensado a todos los miembros del club desde su llegada”.

Por otro lado, el club informa de que “ya ha entablado conversaciones para formalizar la contratación del nuevo entrenador, que se espera que se incorpore al regreso de la plantilla tras las vacaciones navideñas”.

 Berizzo, que se inició como técnico en 2011 en el Estudiantes de la Plata de su país y pasó posteriormente al O’Higgins chileno hasta 2014.Como técnico pasó otra vez de Galicia a Andalucía con un expediente en el Celta que inició al sustituir en el banquillo a Luis Enrique en el curso 2014-15.

Pese a que el equipo se va de vacaciones navideñas como quinto en la tabla de LaLiga Santander y clasificado para los octavos de final de la Liga de Campeones y de la Copa del Rey, también llega a este parón con cuatro partidos consecutivos sin conocer la victoria -tres de liga y uno europeo-.

Premio de consolación; Rayados se proclama Campeón de la Copa MX

Todo ello se ha unido en las últimas semanas a dos asuntos extradeportivos que también se han inmiscuido en la marcha de la entidad, como fue el acto de indisciplina del centrocampista francés Steven Nzonzi, que lo tiene relegado de los planes del técnico, y el cáncer de próstata del que Berizzo se operó a finales de noviembre y del que ahora está en tratamiento.

Un cúmulo de situaciones que se han agolpado este fin de año en un entrenador que seguro no esperaba cuando en julio empezó a trabajar en el Sevilla con toda su ilusión y fuerzas.

- US -