Zumby Pixel

Los tesoros del pescador

Raúl Hurtado Hernández siempre vivió de la pesca, desde muy joven aprendió a vivir del mar y todos los días desde "Playa Norte" recorría los bajos tratando de capturar pulpo, el cual extraía atrapándolo con un gancho, sacándolo de entre las cuevas que se forman en el arrecife de coral.

Publicado Hace 22 días el 17 de Noviembre de 2017

por

Por Rodolfo Herrera

Hace 40 años, el pescador Raúl Hurtado Hernández se convirtió en noticia internacional cuando encontró el tesoro del emperador azteca “Moctezuma”, mientras recorría los arrecifes de “La Blanquilla” tratando de capturar pulpo para sobrevivir; la codicia lo llevó a la cárcel pues fundió las joyas y comenzó a disfrutar el dinero; hoy nuevamente cree haber encontrado otro tesoro.

Raúl Hurtado Hernández siempre vivió de la pesca, desde muy joven aprendió a vivir del mar y todos los días desde “Playa Norte” recorría los bajos tratando de capturar pulpo, el cual extraía atrapándolo con un gancho, sacándolo de entre las cuevas que se forman en el arrecife de coral.

Corría la segunda mitad de la década de los años 70, cuando descubrió que algo brillaba, se acercó y sacó un pectoral de oro con adornos de jade que después se supo perteneció al emperador Moctezuma, siguió rascando y vio que se trataba de varias piezas, cargó con todo lo que pudo y sin decir nada llegó a su hogar de la colonia Playa Linda en el puerto de Veracruz.

Junto con su esposa acordó llevar las piezas con un joyero, quien le advirtió que se trataba de joyas prehispánicas de muy alto valor histórico, pero ambos acordaron fundirlas y vender el oro por peso con los acaparadores de las casas de empeño.

La vida de Raúl Hurtado cambió, construyó, se ajuaró, hacía constantes fiestas y se rodeó de amigos, las amigas llegaron también y comenzó a llamar la atención, en poco tiempo los propios vecinos lo denunciaron y fue alcanzado por las autoridades, Raúl no aguantó la presión y confesó todo, su hallazgo y la destrucción del tesoro nacional.

El pueblo de México se horrorizó, la mayor parte de las joyas del invaluable tesoro fueron fundidas y los adornos de jade, obsidiana y otras piedras preciosas estaban regadas por el patio de tierra de su casa.

Raúl Hurtado alcanzó la cárcel y se desató un enorme debate nacional ¿Puede justificarse la ignorancia para llegar a tal grado de destrucción de un tesoro? A final de cuentas, como decía Burgoa Orihuela, “En este país la política está por encima del derecho y, si los juicios se ganan en la opinión pública, entonces hubiera estudiado política y no derecho, pero sí de impartir justicia se trata, el derecho no está en primer plano”. Raúl, el pulpero que se hizo rico encontrándose un tesoro en el mar, por fin quedó en libertad.

A cuatro décadas de los acontecimientos, Raúl Hurtado sabe perfectamente vender su grado de ignorancia y con esa bandera, ahora parece haber encontrado otro tesoro, que con la ayuda de abogados de Morena, ha sabido cobrar muy bien.

Bajo argumentos de “pobrecito”, “Lo quieren despojar de su derecho al mar del cual ha vivido desde que nació”, Raúl Hurtado consiguió que la Administración Portuaria Integral, la API, dentro de su plan de desarrollo lo indemnice por encontrarse dentro del poligonal.

De esa forma fueron indemnizadas sus hijas Laura Patricia y Rosabelt Hurtado Aguilar, así como él mismo, con 450 mil pesos cada uno, pagados el 21 de agosto de 2015 o sea, un millón 350 mil pesos a la familia Hurtado, con cheques entregados por el funcionario federal de API Jaime Enrique Baños Illana, en presencia del notario número dos Jaime Gallardo Baca.

Pero todo eso ha sido insuficiente, porque el pescador Raúl Hurtado se niega a abandonar ese nuevo tesoro encontrado en las playas de la zona norte de Veracruz, ahora pretende que su actual esposa, Magdalena Aguilar Sosa, sea indemnizada de la misma forma y para ello y con la asesoría de los abogados de Morena, atracó en la playa una vieja lancha en desuso y montó una bodega de cartón y materiales de desecho, metiéndose a vivir en la zona donde ya se construye la ampliación del puerto, exigiendo un millón de pesos de liquidación.

Es decir, por el primer tesoro pudo haber llegado a la cárcel por ignorancia… ¿Pero del segundo tesoro cómo se le podría llamar? Por favor, ayúdenme a calificarlo porque yo de plano no entiendo.

HURTADO, LADRÓN, MUY COMUNES EN MORENA

Casi a diario, el dirigente estatal de Morena Manuel Huerta Ladrón de Guevara llega a dar conferencias de café repitiendo siempre lo mismo ¿No podría vigilar mejor qué hacen los abogados de Morena asesorando estafadores? Digo, con el partido de Andrés Manuel López Obrador siempre sucede lo mismo, así se les coló la diputada Eva Cadena que recibió fajos de billetes y el señor de las ligas. Y como siempre, ellos nunca saben nada de lo que sucede con los de abajo ¿No es así?

Comentarios a: [email protected]

 

US - US -