Zumby Pixel

¡QUÉ HORROR! ¡UN BORRACHO!

Publicado 03 noviembre 2017 el 03 de Noviembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram García

¡QUÉ HORROR! ¡UN BORRACHO!
Realmente la pelea sucia y la guerra de lodo prometen estar de lo más bajo que se haya visto. Y no es de espantarse, pues cada vez el nivel de las elecciones es más bajo. Peor ahora que no se sabe ni por quién votar ¡Pues no hay ni “el menos peor”!
Habría que preguntar a los votantes si están de acuerdo con estas “estrategias” aplicadas por TODOS LOS PARTIDOS ¡No se salva uno solo!
Resulta que ayer leí la nota y vi con enorme diversión el video que la acompañaba donde se ve al Secretario General del PAN en Jalisco durmiendo como bendito arriba de su vehículo muy mal aparcado contra un árbol. Eso sí, cuando después de cinco minutos (dice la nota) lo despertaron los golpes que una persona daba sobre es vidrio de la ventanilla del chofer, se notó que estaba como araña fumigada por efectos etílicos. Pero eso sí, no dijo nada impropio, explicando “se había estacionado”, y “estaba al cien”. La nota dice: “chocó contra un árbol”. No siendo esto cierto, pues se nota, con la borrachera que llevaba a lo más que dio fue llegar a vuelta de rueda hasta quedar el vehículo recargado sobre un árbol en algún parque o banqueta arbolada en Zapopan, Jalisco. Y ahí lo vencieron ¡Sueño y borrachera! Pues de haber “chocado”, se lleva el árbol, se sube a la banqueta y entonces quién sabe que otros daños hubiese causado. Pero, para fortuna del festejante y público en general ¡Salió barata la parranda!
CREO LEJOS DE HABERLO “QUEMADO” LO FAVORECIERON
Y, claro, es terriblemente peligroso conducir un vehículo con el cuerpo bien cargado de alcohol. Eso lo sabemos todos y además, peligran todos: conductor, acompañantes, como los peatones que tengan la mala suerte de atravesarse al borracho al volante.
Pero, no es una llamada de “atención” para decir que “si toma no maneje”, eso ya se ha dicho siempre. Sino el uso que se hace de los errores de los demás para embarrarles de todo con tal de bajarlos del caballo de la competencia electoral. Y estas acciones amén de viles, por su naturaleza misma no contribuyen en nada positivo para el ejercicio de la democracia en el país. Al contrario, los mexicanos ya estamos hasta el copete de toda esa bola de tácticas llenas de injuria, calumnias, verdades a medias y mentiras a lo triple, pues lejos de mostrar que el ejercicio de la política es una de las más elocuentes de las desarrolladas por el ser humano ¡La ciudadanía está hasta la madre de tanta porquería y suciedad! Amén de que sus integrantes se preguntan a toda voz si para eso es que se gastan millones y millones de pesos de los bolsillos de los mexicanos, para que unos políticos de quinta saquen los más bajo de lo que la condición humana es capaz, para “ejemplo de las generaciones de vanguardia”.
Es calamitoso, esa no es la competencia que debe de ser, esto es denigrante y un pésimo ejemplo para las citadas generaciones.
“EL QUE ESTÉ LIBRE DE PECADO QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA”
Y como les digo, está muy mal conducir en estado de embriaguez, pero ¿Quién no lo ha hecho? Hay incluso políticos que hasta se presentan a dar entrevistas en total estado de embrutecimiento por alcohol, y bueno, en tanto no se llegue a ninguna tragedia ¡Muy bien vale aprovechar esto para recetarnos una buena carcajada! Amén de echar la memoria a volar y recordar los excesos en que también caímos y ¡Gracias a Dios salimos incólumes de tal trance!
Y el cuate este dormido como tronco en el asiento del conductor se ve es un borracho “sociable” o sea, aquellos que merecen el calificativo de “borrachos divertidos”, pues no se vio jamás violento o grosero cuando finalmente lo despiertan, al contrario, su lenguaje siempre fue correcto y una actitud ecuánime y jamás el alcohol sacó de él ese animal prepotente que por lo regular manifiestan o del que hacen gala los “influyentes” cuando enfrentan en estado “burro” o “etílico” el que alguien de la autoridad los detenga o cuestione su conducta (el individuo se lee ya fue diputado federal ¡Y aún se ve decente!). Eso sí, debió estar en una fiesta muy, pero muy buena y Dios lo socorrió al atravesarle en su camino un árbol que detuvo el vehículo en el lento desplazamiento.
Por lo cual no debe espantarnos eso, tal como el medio que lo publica trató de hacerlo.

US - US -