Zumby Pixel

Más que actual el escrito

Amén de que el contenido va más que actual con los tiempos inéditos que estamos viviendo.

Publicado Hace 15 días el 30 de Noviembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

Recibí varias veces por Whatsapp el escrito a continuación reproducido, que ignoro si sea auténtico del ex Presidente de Uruguay, pero ahora un notable lector y amigo cibernético me lo envió y se me hizo bueno reproducirlo, sobre todo que al final del correo viene la recomendación de enviarlo al mayor número de personas. Así que ¡Cumplí! Vale la pena leerlo, se nota el señor debió leer a Séneca y a uno que otro de los estoicos y como también de los cínicos. Amén de que el contenido va más que actual con los tiempos inéditos que estamos viviendo.

AHÍ LES VOY:

José Mujica fue Presidente de Uruguay durante solo cinco años, pero en ese lapso se hizo conocido en todo el mundo y su forma de vivir cambió el modo en que muchas personas ven a los políticos. Mientras que otros líderes mundiales viven en palacios presidenciales, él prefirió vivir durante su mandato en la casa que tenía junto a su granja al lado de una carretera en malas condiciones. El 90% de su sueldo como presidente lo donaba a obras de caridad, y no tiene ni siquiera cuenta en un banco como lo hacemos el resto de los mortales.

1.- Pobres no son los que tienen poco. Son los que quieren mucho.
2.- La verdadera medida de un hombre o de una mujer es cuando vienen los tiempos de derrota.
3.- Lo inevitable no se llora. Lo inevitable hay que enfrentarlo.
4.- Los únicos derrotados son los que bajan los brazos. La derrota es un estado psicológico de la vida.
5.- Cuando tú compras algo, no lo haces con dinero: lo haces con tiempo. Con el tiempo de vida que tuviste que gastar para tener ese dinero.
6.- La vida se gasta. Y es miserable gastar la vida para perder libertad.
7.- Lo importante es que tengas coraje para decir lo que piensas, incluso cuando a veces otros no comparten tu punto de vista.
8.- Debes respetar la libertad de los demás, pero también debes defender tu propia libertad.
9.- Sobre la Tierra, la única adicción que vale la pena es el amor.
10.- Sé tú mismo y no intentes imponer tus ideas sobre otros. No espero que los demás vivan igual que yo, sino que vivan felices con su propio estilo de vida.
11.- Creo que la vida es una maravillosa aventura. Y vale la pena volver a comenzar y empezar 20 veces de nuevo si hace falta.
12.- No soy el presidente más pobre del mundo. Los más pobres son los que necesitan más para vivir.
13.- La vida es un milagro. Nada vale más que la vida.
14.- O logras ser feliz con poco (porque la felicidad está dentro de ti) y viajar ligero de equipaje, o no lograrás nada.
15.- En lugar de ser ricos en tanto cacharro, vamos a ser ricos de ocio. ¿Cuál es tu prioridad?: ¿Trabajar y consumir o vivir feliz?
16.- Todo es relativo en este mundo. Si recorren este mundo encontrarán gente con muchas más dificultades. Por eso debes cuidar lo que tienes.
17.- Una es la pobreza que mides con los números y otra la que está en tu cabeza.
18.- Las personas pobres son aquellas que sólo trabajan para intentar mantener un estilo de vida caro y siempre quieren más y más.
19.- Lo imposible cuesta un poco más, pero me he dado cuenta de que ese esfuerzo siempre vale la pena.
20.- El poder no cambia a las personas, sólo revela quiénes son realmente.
21.- Cada ser humano es una unidad, pero nadie es más que nadie.
22.- Aprendí que si no puedes ser feliz con pocas cosas, no vas a ser feliz con muchas cosas. La soledad de la prisión me hizo valorar lo poco que tenía.
23.- No soy pobre, soy sobrio, liviano de equipaje, vivir con lo justo para que las cosas no me roben libertad.
24.- Vivir mejor no es sólo tener más, sino ser más feliz.
25.- La vida no es sólo recibir. Es dar. Por muy jodido que estés, siempre tienes algo para dar.
26.- Ser libre es gastar la mayor cantidad de tiempo de nuestra vida en aquello que nos gusta hacer.
27.- Que critiquen todo lo que quieran, para eso es la libertad. Tú eres el único que debe decidir si escucha esas críticas o decides no hacer caso.
28.- Si tengo pocas cosas, necesito poco para mantenerlas. Así, el tiempo de trabajo que dedico es el mínimo. ¿Y para qué me queda tiempo? Para gastarlo en las cosas que a mí me gustan.

 

US - US -