Zumby Pixel

ENTRE COMADRES

Publicado Hace 16 días el 26 de Noviembre de 2017

por

Guillermo Ingram García

Primer comadre: “Comadre, ya me enteré que a su hija le iba muy bien en la Ciudad de México ¿Pues a que se dedicaba?”. Segunda comadre: “¡Hay comadre!, ejercía el oficio más antiguo del mundo”. Comadre primera: “¡¿No me diga que andaba en el talón?!”. Comadre segunda: “¡Ay comadre, como cree!, era edecán de Chabelo”.
RENDIMIENTO EN LA CAMA
Hay una edad en la que ser bueno en la cama significa no roncar ni jalar las sábanas, amén de descobijar.
ATENCIÓN AMIGOS Y FAMILIARES
La noche del 30 de noviembre ATRASA TU BÁSCULA 10 KILOS para que le entres sin remordimiento y sin compasión a los tamales, al pavo, los guisos con puerco,  buñuelos ¡Y en general a todo lo que tengas y te inviten a comer! Regrésala a la normalidad el siete de enero, ya que si le entras a los tamales el 2 de febrero es sobre tu conciencia.
EL SUEÑO
Anoche soñé, que tenía tres kilos de barbacoa para mi solito en una mesa grande muy grande. Había cebolla, tortillas, salsas, totopos saladitos, aguacate, guacamole, pápalo, queso, frijoles. Resulta que en eso me iba preparar el primer taco y me estiré para agarrar una tortilla, me estiré, me estiré y no la alcanzaba y me estiré más y más y mááááás y ¡Madres!, que me caigo de la cama y me dije: “Qué pendejo, me lo hubiera comido sin tortilla”.
LOS ZAPATOS
Un jarocho consideró comenzar el día organizando su clóset y se encuentra entre todo lo revisado con una papeleta de unos zapatos que había mandado a componer hacía como ocho años y que nunca había recogido, y se dice: “¡Pasúúú! ¿Será que vaya a ver si todavía existe mi par de zapatos?”. Al día siguiente el jarocho llega y le pasa el recibo al zapatero y éste también jarocho dice: ¡Pasu mecha cuñao! Esto sí que es viejo, pero, vamos a ver si todavía los tengo, pero lo dudo”. El zapatero se mete a la trastienda; pasan 15 minutos, media hora ¡Una hora! Y finalmente sale el zapatero todo empolvado, lleno de telarañas, sudoroso y más mugroso de lo que había entrado, pero eso sí, vuelto madres le dice al cliente: “¡Cuñao! Me tarde pero sí los encontré ¡Pero están pal jueves!”.
EL INTERROGATORIO
Un joven matrimonio está viendo la televisión y en eso ella pregunta a él: “¿Qué harías si me muero?”. Él: “Te guardaría luto”. Ella: “¿Durante mucho tiempo?”. Él: “¡Durante muchísimo tiempo!”. Ella: “¿Por qué?”. Él, volteando a verla: “Porque te quiero y tu pérdida sería  dolorosa para mí”. “Ella, sonriente: “¡Qué bonito! Y ¿Volverías a casarte con otra?”. Él: “No”. Ella, mostrándose dolida: “¿Por qué no? ¿No te gusta estar casado?”. Él: “Sí me gusta”. Ella: “Entonces sí que te volverías a casar”. Él: “Bueno, tal vez después de haberte guardado luto durante el tiempo suficiente y mi vida volviese a tener sentido, entonces sí”. Ella: “¿También dormirías con ella en nuestra cama?”. Él: “Es de suponer que sí”. Ella: “Reemplazarías mi foto por la de ella en el buró”. Él: “Pondría las dos fotos”. Ella: “¿También tendrías sexo con ella en nuestra cama?”. Él, tomando un sorbo de su cerveza: “Seguramente llegaríamos a eso. Supongo”. Ella: “¿Jugarías también al beis bol con ella?”. Él: “Sí, lo haría”. Ella: “¿Le darías mi guante de béisbol?”. Él, absorto en la TV: “No, ella es zurda”. Ella: “¡¡¿Cómo?!!”. El: “¡En la madre! ¡La regué!”.
Moraleja: ¡Nunca te permitas someterte al interrogatorio de una mujer! Calladito te ves más bonito.

 

 

- US -