Zumby Pixel

Detrás de toda fortuna hay un crimen

Lo más canijo de esta situación de mantener la explotación de más de la mitad de la población del país a vivir con el salario mínimo es ofrecer más oportunidades de expansión a la violencia...

Publicado Hace 23 días el 22 de Noviembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

El título de la “calumnia” como ustedes ya han de haber deducido es de la frase de Honoré de Balzac, la cual tiene un peso específico muy, pero muy canijo. Por lo que muy bien se puede calificar como tal el aumento del salario mínimo que a partir de diciembre será de 88.38 pesos diarios. Pues si la cifra del aumento al salario mínimo la comparamos con la súper millonaria cuantía con la que los legisladores se pretenden retirar el año entrante que llega a su fin la “magistral” intervención que han hecho al frente del Poder Legislativo, podremos comprobar fehacientemente la comparación de las cifras es absolutamente criminal ¿A poco no?

EL CRIMEN ESTÁ GLOBALIZADO

Además, se hace necesario el ir revisando toda esta situación económica en el mundo entero, de lo contrario vamos a terminar nada feliz este episodio histórico que estamos viviendo la humanidad entera; porque de una u otra forma los señores del gran capital no quieren perder un solo centavo y mucho menos ver decrecer sus utilidades y de ahí que estén apretando a todos los estamentos sociales debajo de ellos a fin de que sus ingresos no se vean perjudicados y por tanto, la gran masa de desprotegidos y desheredados están padeciendo todas las consecuencias de esas “sabias” y por demás egoístas decisiones. Y las llamo “sabias”, utilizando las comillas porque de eso no tienen nada, al contrario, enfrentaremos todos una vez más la triste realidad que nos da la Historia Universal de lo que sucede o ha sucedido cada vez que las bases sociales se han rebelado. Y la llamo egoístas, no por estar en una actitud utópica, sino porque por tal egoísmo nos va a llevar la tristeza a TODOS, no solo a los desarrapados. La convulsión que las enormes diferencias abismales que se están dando hoy por hoy a nivel global entre los pocos que todo lo tienen y los muchos que nada poseen puede desencadenar la temible y definitiva Tercera Guerra.

MUESTRA DE QUE VAMOS PARA ATRÁS

Por lo que respecta a nuestro país, con este “aumentazo” del salario mínimo está más que demostrada la intención y acción de seguir exprimiendo al pueblo hasta más allá del límite. Y así como se defiende la prevalencia del TLC por parte de México, cabe recordar el grito en el cielo que puso el Secretario de Economía de la federación cuando Justin Trudeau, Primer Ministro del Canadá estuvo hace unas  semanas en nuestro país y pidió se estandarizaran los salarios mínimos entre los tres países, Canadá, EUA y México. Salió con la gracejada que eso era meterse con la soberanía nacional. Sencillamente no se quiere repartir la riqueza nacional de manera un tanto más equitativa y prefieren tener todo en una forma por demás desequilibrada para beneficio de unos cuantos.

LA REATA YA NO DA PARA MÁS TIRONES

Lo más canijo de esta situación de mantener la explotación de más de la mitad de la población del país a vivir con el salario mínimo es ofrecer más oportunidades de expansión a la violencia que como ya está más que visto y ha sido reconocido por el Sector Público mismo, está fuera de control en todo el país. Entonces, si la situación está ahora mal, lo que se viene encima está para empeorarla, pues con la cascada de aumentos que se vienen con el incremento en los hidrocarburos, que ya están a la vuelta de la esquina, la economía de la mayoría de las familias mexicanas  va a necesitar un vocablo más exacto que el de “jodidas”.

Pero en fin, cada vez se tensa más la cuerda y no creo que dé más de sí.

¡DIOS MÍO Y JESÚS MÍO!

No estoy de negativo, sino que ya no se ve por donde podemos salir de este caos.

Pero si a todo lo anterior le echamos encima las recurrentes crisis de fin de sexenio que se presentan en el país desde el cambio de poderes de Echeverría a López Portillo y dentro de un año estaremos experimentando otro cambio, amén de que vamos a tener un periodo de campañas electorales que son ya conocidas como “campañas de lodo”, para llevar a cabo las elecciones el próximo tres de junio, lo mejor sería ir pensando a que planeta nos cambiamos a vivir.

 

US - US -