Zumby Pixel

Ahora el viejito Bush, de 93 años de edad es todo un verraco

Y la sociedad americana es tan mojigata que destroza ciudades enteras en el mundo y con ello despedaza a todo lo que su industria...

Publicado Hace 27 días el 18 de Noviembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

Quién sabe qué se traigan ahora los gringos entre manos, que de pronto pareciera se han dado a la tarea de pretender promover alguna cruzada de moralidad, pues ya el otro día les comentaba como en Hollywood están señalando a algunos artistas como “acosadores”, cuando que el ambiente en ese rubro, tanto de la industria cinematográfica como en prácticamente toda la sociedad gringa el acoso sexual es prácticamente el pan nuestro de cada día. Y la sociedad americana es tan mojigata que destroza ciudades enteras en el mundo y con ello despedaza a todo lo que su industria bélica toque, pero, en su momento no olvidemos obligaron al Presidente Clinton a ofrecer disculpas públicas por haber permitido que una becaria le practicara sexo oral ¡Háganme el refabron cavor! Cuando que eso eran asuntos del ámbito personal del señor Clinton con su esposa.

Bueno, pues resulta que ahora andan con el cuento de que el también expresidente, el señor George Herbert Walker Bush, quien hoy cuenta con noventa y tres años de edad está siendo promovido en los Estados Unidos prácticamente como un semental en virtud de que se le señala de andar toqueteando enfermeras y además hay declaraciones de algunas féminas de que en tiempos pretéritos el señor este les trasteó el trasero.

CUANDO QUE EL SEÑOR ESE YA ESTÁ VIVIENDO HORAS EXTRAS

El pobre Bush Sr. Prácticamente está viviendo horas extras, pero además de calificarlo de un viejo verraco, no va a faltar la enfermera que quiera pedir algún tipo de indemnización por haber sido objeto de alguna nalgada.  Cuando que si de algo siempre comentan las enfermeras que cuidan viejitos, es que éstos siempre andan en el afán de tocarlas cada vez que se presenta la ocasión. Incluso en los hospitales sucede esto, no sólo en las casas donde trabajan enfermeras al cuidado de ancianos varones.

TODOS LOS POLÍTICOS SIEMPRE HAN TENIDO FAMA DE EXCESIVOS

Y en el caso de los Presidentes gringos y no gringos, el puesto siempre les ha dado alguna aura de líbido adicional pues salvo Truman y Johnson (y claro, el señor Reagan por obvias razones de edad), la gran mayoría tienen fama de guerrilleros en materia de experiencias extramaritales. Ahí tenemos el preclaro ejemplo de John F. Kennedy que no dejaba títere con cabeza, como el súper trascendido romance con la sex symbol de aquellos días, Marilyn Monroe.

HASTA A VICKY CARR SE LA LLEVARON AL BAILE

Recuerdo cuando en una fiesta en la Casa Blanca durante la administración de Gerald Ford, había actuado la cantante méxico-americana, Vicky Carr (quien ya debe ser de avanzada edad pero no se le ha visto por ningún lado ni ha vuelto a aparecer en público. Recuerdo cuando también vino a cantar en una ocasión al palenque de la Ganadera aquí en Veracruz), al ir a la salutación con el Presidente Ford, éste la halagó bastante, resaltando su belleza y origen mexicano, entonces Vicky Carr pretendiendo ser amable y correspondida con los halagos, le preguntó al Presidente si podía invitarlo ella a comer algún día comida mexicana preparada por ella y el inquilino principal de la Casa Blanca respondió con un enfático: “Of course!!!”. Preguntándole a continuación Vicky Carr cuál era su platillo favorito, a lo que el viejo chirrisco agregó: “¡Usted!”. Tal ocasional entrevista fue noticia de primera plana en todos los diarios en aquel entonces y se le anexa una foto en donde el Presidente y la cantante están riendo a mandíbula batiente. No hubo escándalo de ninguna clase, se tomó la expresión como correspondía, a la plática informal de una artista y el Presidente.

TRUMAN AL MENOS DIJO ALGO CIERTO Y CHUSCO

Y, haciendo memoria, según esto el Presidente Truman tocaba muy bien el piano y en una ocasión en una entrevista a pregunta expresa él dijo que de no haber sido político le habría gustado trabajar tocando el piano en algún prostíbulo, pues dijo: “Total, el trabajo vendría a ser más o menos el mismo”. Cuando leí tal expresión, me dio mucha risa, pues bastante razón tuvo el señor Truman en haber dicho eso, pues al parecer en política siempre se debe de hacer un poco de todo, pero sobre todo, hay mucha similitud en esas dos actividades: la política y la prostitución.

AHÍ SE VENDE TODO, PRINCIPALMENTE EL ALMA

Pero, lo importante no es andarle haciendo al ensarapado  tratando de tener a seres impolutos en sitios y ambientes en donde todo se vende al mejor postor.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

 

US - US -