Zumby Pixel

Real Madrid, al borde del desastre en la Copa del Rey

Gareth Bale salió al campo y salvó a los merengues de una tragedia ante el Fuenlabrada.

Publicado Hace 11 días el 28 de Noviembre de 2017

por

El Dictamen 

El Real Madrid empató 2-2 ante el Fuenlabrada, de Segunda División B, tercera categoría del fútbol español, y se clasificó para los octavos de final de la Copa del Rey gracias a la aparición de Gareth Bale.

El galés regresó de su lesión para despertar a su equipo y evitarle un sofoco ante un rival que dignificó al fútbol tras firmar un gran partido ante un gigante.

Te recomendamos El 11 que según la FIFA extrañaremos más en el Mundial de Rusia 2018

El conjunto blanco jugó con fuego hasta la última media hora, momento en el que reapareció Bale después de dos meses ausente por lesión. La salida del galés al campo apagó un posible incendio y ayudó a Borja Mayoral a lucirse con un doblete que dio la vuelta al marcador tras el tanto de Luis Milla en la primera parte.

El partido, como el clima, se tornó desapacible para el Real Madrid gracias al buen planteamiento del Fuenlabrada y a sus ganas de agradar en un estadio que muchos pensaban que iban a visitar como si fuera un museo. Los hombres de Antonio Calderón dieron una lección a su rival en los primeros 45 minutos.

Te recomendamos La sexy Steph Defosse promete derretir tu cuenta de Instagram

La excelsa media hora del Fuenlabrada tuvo su premio para el equipo de Segunda División B, que por fin acertó entre el desconcierto madridista con un disparo de Luis Milla desde casi 25 metros.

Hasta la salida de Bale a falta de media hora, el Fuenlabrada pudo marcar el segundo con dos cabezazos: uno de Matheus que salvó Keylor Navas y otro del argentino Daniel “Cata” Díaz que mandó al larguero de la portería defendida por el guardameta costarricense.

Justo después de la opción del central argentino, salió Bale y prácticamente en el primer balón que tocó mandó un centro perfecto con el exterior del pie izquierdo que remató Borja Mayoral al fondo de la portería de Pol Freixanet. 

Te recomendamos ¡Pizzi si va al Mundial! dirigirá a Arabia Saudita

Bale llegó al rescate justo cuando los pitos comenzaban a ser una sinfonía desagradable en el Bernabéu. Y Bale sentenció tras provocar el segundo de Mayoral, que recogió el rebote de un mano a mano del galés que salvó Freixanet.

El Fuenlabrada consiguió su justicia poética con el tanto de Álvaro Portilla en el último instante y, aunque empató, fue el ganador moral. Jugó mejor, apretó desde la humildad al gigante y dejó una imagen inmejorable en una noche en la que Bale evitó un sofoco al madridismo.

Para estar informado de lo mejor del mundo deportivo, síguenos en nuestra página de Facebook ED Deportes

- US -