Zumby Pixel

La camioneta que le cambio la vida a Carlos Correa

El sueño beisbolero de Correa se pudo ver frustrado por la falta de recursos económicos, pero sus padres hicieron lo imposible para que la historia fuera diferente.

Publicado 03 noviembre 2017 el 03 de Noviembre de 2017

por

El Dictamen/Agencias 

En 2001, cuando Carlos Correa se aproximaba a estudiar el segundo grado de primaria, pidió a sus padres que lo cambiaran de escuela para recibir educación bilingüe que lo dotara de más herramientas para cumplir su sueño de jugar en Grandes Ligas.

Aunque la petición fue más allá de la compra de un bat o manopla que normalmente hacía Carlos, sus padres decidieron apoyarlo y tomaron la responsabilidad de pagar un colegio privado. Hasta ese momento, el negocio de la construcción daba buenos dividendos a Carlos, su papá y quien era el encargado de proveer, junto con su esposa Sandybell Oppenheimer.

Mes a mes las cuentas y recibos de pago iban saliendo para la familia Correa Oppenheimer, hasta que en 2012, durante la temporada de huracanes en Puerto Rico, Carlos padre tomó una decisión que pegó en su orgullo, pero que resultó en una apuesta a favor.

Te recomendamos Correa celebra título de Serie Mundial pidiendo matrimonio a Miss Texas

“Carlos cursaba el tercer grado, él ya nos había hecho cambiarlo a un colegio para que pudiera dominar el idioma, que ahora habla casi todo el tiempo. Pero, hubo un año que la lluvia había hecho que las construcciones se detuvieran.

Yo no estaba trabajando y no me gusta deberle dinero a nadie. Tenía una guagua [camioneta], que ocupaba para el trabajo en la cual llevaba la carretilla y demás implementos y me tuve que deshacer de ella para pagar el mes de colegiatura y el siguiente, por si la situación de la lluvia seguía”, relató el padre.

La venta de la pick up ayudó a solventar los gastos de la escuela de Carlos, quien a los 17 años de edad se convirtió en la selección global número uno del Draft de Grandes Ligas, al ser tomado por los Astros de Houston.

Te recomendamos Así celebró Kate Upton el triunfo de Astros en la Serie Mundial

Correa recibió un bono de 4.9 millones de dólares por firmar con la organización texana. Lo primero que hizo con el dinero fue comprar una camioneta para papá.
“Fue lo primero que compró. Llegó y me dijo esta camioneta es para ti y para la familia. Sé el sacrificio que han hecho porque yo juegue en Grandes Ligas”.

- US -