Zumby Pixel

EL INOLVIDABLE PEDRO

Publicado Hace 23 días el 25 de Noviembre de 2017

por

Concepción Díaz Cházaro
Cronista de la ciudad

Se cumplieron cien años del nacimiento del sinaloense Pedro Infante, este polifacético personaje cautivó al pueblo mexicano; con presencia varonil y dotado de buena voz actuó en películas con muy diversos argumentos; sin embargo, el de “galán enamorado” fue el más socorrido en su carrera.

Parece que fue ayer que en el miércoles popular del cine Reforma, se exhibían tres películas mexicanas por sólo $ 1.00. Recuerdo que en la cartelera de: “Nosotros los pobres”, “Ustedes los ricos” y “Pepe el toro”, se formaban filas que daban la vuelta a las cuadras del cine, nunca vi esas cintas actuadas por Pedro Infante; sin embargo, no me perdía las otras de dicho actor, proyectadas en la pantalla de plata de dicha sala cinematográfica.

Entre las películas que sí vi se encuentran: “Escuela de Rateros” al lado de Rositas Arenas; “Pablo y Carolina” actuando con Irasema Dilián; “El Inocente” con Silvia Pinal; “La Tercera Palabra” con Marga López; “Escuela de Vagabundos” con Miroslava; “Gitana tenías que ser” con Carmen Sevilla; “Dos Tipos de Cuidado” con Jorge Negrete, Carmelita González y Yolanda Varela; “Ahí viene Martín Corona” con Sarita Montiel; “Los Tres Huastecos” con actuación de tres personajes. Su última película “Tizoc”, co-actuada con María Félix, lo llevó a ganar el Oso de Plata del Festival de Cine de Berlín, premio recibido post mortem.

Como parte de los festejos de su natalicio se han llevado a cabo distintos eventos y actividades: en Mazatlán se realizó un concierto en el que participó la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes y diversos artistas de la talla de Pedro Fernández, Napoleón, Luis Coronel, Lupita Infante, La Banda el Recodo y La Original Banda Limón, entre otros.

Así mismo, en su ciudad natal se abrió un museo donde se expone parte importante de su acervo, entre estos: el Jeep Willis adquirido por el cantante el diecinueve de junio de mil novecientos cuarenta y siete por tres mil pesos, posters de las películas que inmortalizó y gran parte de la vestimenta de algunas de ellas. También está colocado un piano, discos, libros, así como una réplica de un taller de carpintería donde trabajó. Su hija, Guadalupe Infante Torrentera, prestó varios de los artículos que forman parte de la colección del gran ídolo de México. De igual forma en esa ciudad se celebró un sorteo con la expedición de dos millones cuatrocientos mil billetes de lotería con su imagen.

En el carnaval de Veracruz en mil novecientos cincuenta y tres, en la velada de coronación de SGM Rosa Elena Belchez, se presentó Pedro Infante; al entrar al escenario se dirigió a la reina y al saludarla se inclinó y le besó la mano.

Conversando de sobremesa con Maruja, mi sobrina, le pregunté: ¿te acuerdas del cinturón con las fotografías de Pedro Infante que usaba Camerina? Por supuesto, no me había vuelto a acordar de eso.

Este personaje permeó las diversas capas sociales cautivando a mayores, jóvenes y niños y continúa presente en la memoria mexicana.

 

- US -