Zumby Pixel

Nuevo yacimiento producirá gas y aceite ligero de alta calidad

"Una vez que se tenga autorizado el Plan de Desarrollo se verá de qué manera se aborda la explotación del yacimiento".

Publicado 08 noviembre 2017 el 08 de Noviembre de 2017

por

Explotado inicialmente con recursos propios de Pemex

Es un área otorgada a la paraestatal dentro de la Ronda Cero

Hallazgo realizado con la experiencia de los técnicos mexicanos

Rubén Licona Vázquez/El Dictamen

El nuevo yacimiento petrolero Ixachi, el más importante localizado en los últimos 15 años, cerca de Cosamaloapan, será explotado durante su primera etapa con recursos propios de Petróleos Mexicanos, cuya producción abastecerá también al consumo nacional, indicó el ingeniero José Antonio Escalera Alcocer, director de Exploración de Pemex Exploración y Producción.

En entrevista con EL DICTAMEN, estimó que de ratificarse su tamaño, la producción de crudo y gas iniciaría entre finales del 2018 y principios del 2019, con un volumen de mil 500 millones de barriles diarios, de los cuales se recuperarían más de 350 millones de barriles.

Las cifras representan la mitad de lo que se ha acumulado de producción en toda la cuenca de Veracruz en crudo equivalente.

Se trata, apuntó, de un área que el Estado mexicano otorgó a Pemex en la Ronda Cero, en la cual se está perforando un pozo exploratorio y posteriormente un pozo delimitador que permitan determinar un plan de desarrollo para su explotación, con la encomienda de maximizar el valor económico para Petróleos Mexicanos.

Indicó que si bien está abierta la posibilidad de apoyarse en compañías de servicios, por lo pronto las tareas inmediatas se ejecutarán con recursos propios.

Siempre estaremos privilegiando la manera de maximizar y capturar el mayor valor de este descubrimiento y el desarrollo de este campo para Petróleos Mexicanos“, asentó.

Resaltó que ha sido un descubrimiento basado en el conocimiento y la experiencia de varias generaciones de técnicos mexicanos, acumulados durante más de 50 años operando en la cuenca de Veracruz, la cual tiene una complejidad geológica particular.

Una vez que se tenga autorizado el Plan de Desarrollo se verá de qué manera se aborda la explotación del yacimiento“.

En sentido práctico, anotó, lo que sigue es perforar un pozo delimitador que permita confirmar el tamaño del descubrimiento, entender cómo se puede hacer más productivo para poder plantear un plan de desarrollo económico y sustentable ante la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Concluyen 74 años de historia marítima en el fondo del litoral veracruzano

Lo que tenemos claro, señaló el funcionario de Pemex, es que hay un yacimiento entre 6 mil 500 a 6 mil 900 metros de profundidad, en el cual el 60 por ciento es gas y el 40 por ciento es aceite ligero de alta calidad. Es decir, un proyecto rentable que se habrá de confirmar con el pozo delimitador.

Consideró prematuro hablar de mayores detalles, por ejemplo número de empleos a generar, entre otros aspectos, porque “no quisiéramos construir castillos en el aire, tenemos que ir con pasos muy sólidos y firmes”.

El yacimiento Ixachi tiene la ventaja que está a un lado de los grandes troncales de ductos como el de Cosoleacaque- La Venta, y un poco más alejado del Cactus-Reynosa. En un año o dos estaría produciendo este campo.

Lunes y martes de Carnaval de Veracruz, gradas serán gratuitas

Hizo referencia a que para encontrar este yacimiento Petróleos Mexicanos hubo de realizar varias etapas previas y se remontó a los años 80, cuando se buscó el bloque autóctono de la Plataforma de Córdoba, perforando más de diez pozos sin éxito económico pero sí con mucha aportación de información desde el punto de vista geológico y geofísico.

Con esa información y con la aplicación ahora de nuevas tecnologías como es la adquisición sísmica tridimensional y lo que se denomina procesados de migración en profundidad, permitió esos postulados geológicos y encontrar estos yacimientos.

Ha sido una satisfacción encontrar estos yacimientos porque es resultado de una quinta etapa, de una quinta ola de la actividad que se tiene en Veracruz, las cuales comenzaron hace muchos años“.

Precisó que la cuarta etapa sucedió cuando entre el 2000 a 2010 redescubrieron los campos del Terciario en la zona de Tlalixcoyan y Tierra Blanca, utilizando sísmica tridimensional, tiempos en los que se incrementó la producción en Veracruz a casi mil millones de barriles diarios.

Hoy, remarcó, el descubrimiento del nuevo yacimiento permitirá levantar de nuevo esa producción que llegó a dar mil millones de barriles.

Puntualizó que puede generar un volumen original de 1 mil 500 millones de barriles diarios, de los que estiman recuperar alrededor de 350 millones.

Comentó que ello tiene un valor económico muy importante como ya declararon el Presidente de la República y el director general de Petróleos Mexicanos, que va a permitir, una vez que se realicen las actividades de limitación del yacimiento, iniciar ya con un plan de desarrollo estimado, el cual, si se va por la ruta exitosa se estaría ya planteando de finales del 2018 a principios del 2019.

En sentido práctico, explicó, lo que sigue es perforar un pozo delimitador que permita confirmar el tamaño del descubrimiento, y entender cómo se puede hacer más productivo.

Para su exploración actual Pemex lo está efectuando con recursos propios. Más adelante podrían decidir apoyarse con un mecanismo como son los contratos de servicios integrados, en donde terceros puedan venir a ayudar a explotar esos yacimientos, siempre con el principio de privilegiar el valor para Pemex.

“Apenas se está encontrando el primer campo de este nuevo tren de producción, es muy temprano para mencionar qué se viene hacia adelante. Lo que si podemos decir es que si se confirma el tamaño de este yacimiento se reactivará la actividad en esa región como en su momento cuando se perforaron los pozos en la Cuenca de Veracruz hace 6 u 8 años”.

A ese nivel se podría comparar en estos momentos. El pozo exploratorio se inició hace aproximadamente seis u ocho meses.

 

- US -