Zumby Pixel

La generación perdida

Después en el Salón Luna de Plata, Norte 13 # 810 será el convivio, y al lado de la alameda, se tomará la foto oficial. Los organizadores son los buenos amigos Fabián Sánchez y Ana del Carmen.

Publicado 18 octubre 2017 el 18 de Octubre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

“Todo pasa y todo queda, / pero lo nuestro es pasar, / pasar haciendo caminos, / caminos sobre la mar.

Nunca perseguí la gloria, / ni dejar en la memoria / de los hombres mi canción; / amo los mundos sutiles, / ingrávidos y gentiles, / como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse / de sol y grana, volar / bajo el cielo azul, temblar / súbitamente quebrarse…

Caminante, son tus huellas / el camino y nada más; / caminante, no hay camino, / se hace camino al andar.

Al andar se hace camino / y al volver la vista atrás / se ve la senda que nunca / se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino / sino estelas en la mar…”.

¡CON GUSTO CUMPLO CON LA MISIÓN QUERIDA AMIGA!

Mi gran amiga y compañera de generación universitaria, Lupita Amador me solicitó hacer referencia a la reunión que se llevará a cabo el próximo 21 de octubre en Orizaba, Veracruz, con motivo del XXXVIII aniversario de la finalización de estudios en la Facultad de Derecho, de la U. V. en la otrora bella Xalapa. Ese día a las 19 hrs., hay misa en la Catedral de Orizaba, para después en el Salón Luna de Plata, Norte 13 # 810 será el convivio, y al lado de la alameda, se tomará la foto oficial. Los organizadores son los buenos amigos Fabián Sánchez y Ana del Carmen.

CON EL TIEMPO APRECIA UNO MÁS EL POEMA

Lo anterior me hizo rememorar el poema de mi gran cuate Antonio Machado (no le hice agregado alguno cuando la convirtió en canción Juan Manuel Serrat), pues precisamente en la temporada estudiantil universitaria en cuando andaba en su apogeo Juan Manuel Serrat ¡Y qué lejos se veía vislumbrar volver la vista atrás y ver la senda que nunca se ha de volver a pisar! ¿A poco no?

En una ocasión anterior que mi gran amiga Lupita me solicitó mencionar lo de la reunión ¡Cuánto me solacé en escribir todo lo que en su momento así hice! Hoy, hacerlo sería redundante, pero ¡Cuán grato es recordar siempre los momentos de felicidad tan irresponsablemente gastada como lo fue la etapa estudiantil! ¿A poco no? ¡El mundo era nuestro en su totalidad porque teníamos un invaluable tesoro que se llama juventud! Pero eso fue ayer.

MI BUENA MEMORIA SIEMPRE ME AYUDA

Como les digo, nunca he ido a una sola reunión de generación porque no me gusta “regresar” al pasado, pero, cuando me encuentro con algún compañero ¡Qué bien me la paso recordando todas las peripecias de no hace mucho! Y sobre todo gastando todas la bromas habidas y por haber de las “transformaciones” en nuestra anatomía con motivo del atropellamiento del tiempo. El otro día estando en la baqueta de casa pasó el “Chavo Colina” y no me reconoció, lo dejé caminar como diez metros para gritarle una de esas buenas majaderías con que nos acostumbrábamos saludar en la Facultad. Él volvió la cara y me dijo: “¡Oye, por ir pensando ni me di cuenta de ti!”. O sea, sospecho comienza a sufrir Alzheimer. Pero estuvimos como media hora recordando gratamente todo por lo que pasamos y hasta me habló de sus nietos ¡Qué espanto! Y yo que me sentía como de 30 años de edad.

¡SIEMPRE ENTRE LOS VIVOS!

Pero de que el tiempo pasó ¡Pasó! Ya hay varias cruces en el camino. Pero, tal y como dice por ahí el Ecliastés (9: 4): “Mas aquel que está junto con todos los vivos tiene esperanza; pues vale perro vivo que león muerto”.

¡CLARO QUE VALE LA PENA VIVIR! ¡Y BIEN!

Sí, la vida es más que a todo dar ¡Y vale en todo la pena vivirla!, por lo tanto, debemos disfrutarla incuestionablemente, para cuando nos toque la partida definitiva dejemos el “equipo” totalmente luido y tanto desgastado, todo un saco de piel relleno de huesos crujientes en virtud del goce que de la existencia hicimos ¿A poco no?

Y, así como comencé la “calumnia” con Toño Machado, la concluyo con él mismo en su la última cuarteta de “Retrato”: “Y cuando llegue el día del último viaje, / y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, / me encontraréis a bordo ligero de equipaje, / casi desnudo, como los hijos de la mar.”

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

 

- US -