Zumby Pixel

Puerto Rico, “Asociado” de EEUU

Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses desde 1917, cuando el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley Jones.

Publicado 02 octubre 2017 el 02 de Octubre de 2017

por

En crisis humanitaria: Le iría mejor solo, que mal asociado

Dr. Armando Rojano Uscanga

Puerto Rico, oficialmente llamada Estado Libre Asociado de Puerto Rico, es un territorio no incorporado estadounidense con estatus de autogobierno. Es un archipiélago, que incluye la isla principal, la más pequeña de las Antillas Mayores, y un número de cayos e islas más pequeñas (Mona, Vieques, Culebra y otras). Se localiza al noreste del Caribe, a 1536 kilómetros al sureste de la costa de Florida, la más cercana de la zona continental de Estados Unidos. Su cultura es hispanoamericana; su lengua la española y su religión, el catolicismo.

Los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses desde 1917, cuando el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley Jones. Aunque su relación con ese país es similar a la de un estado de la Unión y se le permitió la redacción de una Constitución para el manejo de asuntos internos, está sujeto a los poderes plenos del Congreso estadounidense mediante la Cláusula Territorial. Su soberanía la ejerce ese congreso y los poderes existentes en la isla, al no gozar de protección en la Constitución estadounidense, son revocables. Además, los puertorriqueños no pueden votar en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, a menos que dispongan de residencia oficial en alguno de los cincuenta estados o en el Distrito de Columbia.

12 días después de ser arrasado por el huracán María, Puerto Rico se encuentra paralizado.

Carece de electricidad, combustible, agua y comida, en suma, sufre una crisis humanitaria, y Estados Unidos está obligado a socorrerlo, aunque sólo sea por seguir disfrutando de ese magnífico enclave estratégico. Desde hace 100 años depende totalmente de la buena voluntad de los estadounidenses. El presidente Donald Trump, llegará mañana a San Juan, la capital, después de criticar en Twitter a la alcaldesa capitalina, Carmen Yulín, por tener una “pobre capacidad de liderazgo” y deslizar que en Puerto Rico “quieren todo hecho”.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, reclama que deben ser tratados como “ciudadanos americanos” y urge al Capitolio a aprobar un fondo de rescate extraordinario.

Compara el desastre de María con el Katrina en Nueva Orleans y que la reconstrucción de Puerto Rico requiere “decenas de miles de millones” de dólares, que se sumarán a la deuda de 73,000 millones de dólares que el país tiene con Wall Street y los bancos. Sus sistemas de salud y pensiones han colapsado. Esperaban un trato igual que el recibido por Texas y Florida tras los huracanes Harvey e Irma. Ahora dependen de la buena voluntad de su asociado.

 

- US -