Zumby Pixel

¿Hay vida laboral después de la robótica?

Los datos de la web se basan en un estudio de la universidad de Oxford en 2013, que llevó a Bill Gates y a Elon Musk ha sugerir que los robots paguen impuestos para compensar las pérdidas de empleo que van a generar.

Publicado Hace 1 hora el 14 de Octubre de 2017

por

Lo asegura el DaVinci Institute, pero…

Dr. Armando Rojano Uscanga

Nunca ha sido fácil conseguir empleo, pero ahora es peor que nunca, pues todas las labores se están robotizando y los medios de dan parte de ello a cada momento.  Una página web llamada “Will robots take my job? (¿Me quitarán los robots el trabajo?), ofrece que si se introduce una profesión, nos muestra el porcentaje de probabilidades que existen de que un robot haga el trabajo en un futuro cercano. “La curiosidad mató al gato”, en este caso al empleo, por lo que escribí: Accountant (Contador) y la respuesta fue demoledora: You are doomed (Estás condenado) con un porcentaje del 99% y con un Projet growth (desarrollo proyectado) negativo -8%.

Los datos de la web se basan en un estudio de la universidad de Oxford en 2013, que llevó a Bill Gates y a Elon Musk ha sugerir que los robots paguen impuestos para compensar las pérdidas de empleo que van a generar. Pero no todos piensan así y el ingeniero Thomas Frey opina que: “El futuro crea el presente. La mayoría de la gente cree que lo que hacemos hoy determina el futuro, pero es al contrario, las imágenes que tenemos del futuro es lo que construye el presente”. La evidencia de que habrá muchos trabajos que terminarán desapareciendo o siendo realizados por robots no es nueva. El propio Frey advertía ya en 2012 que para el 2030 habrán desaparecido 2.000 millones de empleos, advirtiendo a los gobiernos y las empresas para iniciar un cambio necesario.

Frey es el fundador del Da Vinci Institute, un think tank que toma el nombre del genio florentino para proyectar un futuro alejado de las distopías de la ciencia ficción. En su web escriben mensajes optimistas pues cree que el futuro será brillante, divertido y emocionante, que se tendrán que superar retos y contratiempos, pues cada problema crea una oportunidad (parece publicidad de un videojuego). Afirma que, con la educación adecuada, los beneficios de la tecnología futura superarán con creces los riesgos. La educación es la piedra angular sobre la que Frey cree que deben construirse los nuevos modelos. Pero reconoce que no parece que el mundo tenga ahora a la educación como una de sus mayores prioridades. Por nuestra parte, única esperanza es que el robot que desechó la profesión contable haya sido mal programado… por un humano.

 

- US -