Zumby Pixel

El gran problema del TLCAN son los bajísimos salarios de los mexicanos

Canadá tiene varios problemas con los estándares laborales, pero el peor son los bajos salarios en México, la falta de negociación colectiva y los acuerdos de protección.

Publicado 17 octubre 2017 el 17 de Octubre de 2017

por

Sindicatos canadienses abogan por trabajadores mexicanos

Dr. Armando Rojano Uscanga

En la cuarta ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN, por sus siglas en inglés) que culminan hoy, Jerry Dias, el presidente de Unifor, el mayor sindicato del sector privado de Canadá, que incluye, entre otros, al sector automotriz, abogó por los trabajadores mexicanos, señalando que el TLCAN está condenado a colapsar, que hay grandes diferencias entre países, pero que la principal es laboral.

Canadá tiene varios problemas con los estándares laborales, pero el peor son los bajos salarios en México, la falta de negociación colectiva y los acuerdos de protección. Y con Estados Unidos, su problema es que algunas de sus propuestas completamente ridículas sobre el “compra América” y la industria automotriz. Sienten que EU no quiere un acuerdo.

EU no ha querido negociar. Su propuesta sobre las reglas de origen de aumentar el contenido hasta el 85% es inaceptable y menos aún si se exige que un 50% sea estadounidense. La realidad del asunto es que el TLCAN ha sido terrible tanto para los trabajadores canadienses, los estadounidenses, como también para los mexicanos. En Canadá, como en EU, se han perdido muchos empleos manufactureros. México ha ganado puestos de trabajo pero los trabajadores no están siendo compensados como es debido.

La estrategia de negociación de EU pasa por extraer la máxima información de Canadá y México y seguirán haciéndolo hasta diciembre. A partir de entonces intentarán crear un clima de pánico, con la esperanza de que la sintonía entre Canadá y México colapse y en cierta forma se sometan a todas las demandas estadounidenses. Por ejemplo, EU quiere acabar con los mecanismos de resolución de conflictos para que los inversores no puedan demandar al gobierno. Sin embargo asume que México y Canadá sí mantendrán dichos órganos de resolución dejando la puerta abierta a los inversores de EU a demandar a ambos países sin permitir lo contrario.

 

US - US -