Zumby Pixel

Arabia Saudí otorga ciudadanía a robot

Publicado 29 octubre 2017 el 29 de Octubre de 2017

por

Le llaman Sophia y tendrá más derechos que las mujeres  

En todos los países árabes, las mujeres tienen reconocidos sus derechos a la educación, al trabajo y a la participación política, esto último excepto en Arabia Saudí, aunque todavía hay carreras universitarias que no pueden estudiar, trabajos que no se les permite desempeñar y cargos políticos a los que no tienen acceso, todo ello a pesar de que las constituciones reconocen la igualdad de todos los ciudadanos sin distinción de sexos y los códigos civiles, penales y mercantiles consideran sujeto de derecho tanto a hombres como a mujeres.
Por eso resulta extraordinario que Arabia Saudí haya reconocido la nacionalidad a un robot humanoide convirtiéndose así en el primer país que otorga este derecho a una máquina “inteligente”. La robot está recubierta de una piel sintética que simula la textura de la humana y sus bromas son fuertes, por ejemplo amenazando con acabar con las personas.
Desde ahora, es ciudadana, por una decisión que certifica el nivel evolutivo alcanzado por la Inteligencia Artificial en la actualidad. Fabricada por la empresa japonesa Hanson Robotics, la robot hiperrealista y de comportamiento sarcástico, es capaz de entablar una conversación civilizada y mostrar hasta 62 expresiones faciales distintas. Su piel del robot está construida con un tipo de goma llamada «frubber», que aporta un gran realismo a su rostro y una mirada como la del mito Audrey Hepburn.
El reconocimiento choca con la limitación de derechos humanos, basado en las leyes religiosas islámicas. Sophia tendrá incluso más derechos que las mujeres saudíes en la actualidad, que hasta hace poco no podían ni conducir. De hecho, la androide apareció sin la tradicional abaya, una prenda exigida a las mujeres, lo que hace pensar que se trate de una maniobra publicitaria para captar el interés en una región que aspira a liderar la carrera de esta tecnología en el futuro. El anuncio se hizo en la conferencia Future Investment Initiative, en Riad, donde Sophia dijo en público; “Gracias al Reino de Arabia Saudí. Me siento muy honrada y orgullosa de esta distinción”, y enseguida concedió una entrevista con lo que demostró que una máquina puede reaccionar y adaptarse a una conversación, estableciendo un diálogo.

- US -