Zumby Pixel

Ciudadanos de Primer Nivel

Pues absolutamente nada, el ciudadano ha sido cómplice de acuerdo a su propio ámbito de acción e influencia y muchos llegan al cinismo de sólo culpar a unos gobiernos que en teoría...

Publicado 16 octubre 2017 el 16 de Octubre de 2017

por

A lo largo de un estudio a profundidad sobre la realidad mexicana podemos notar que sobre todo a partir de los setentas el sistema político mexicano se ha derrumbado de tal suerte que el modelo o pacto político mexicano está desfasado o rebasado, sin duda el populismo, la corrupción, la impunidad y la colusión del gobierno con los delincuentes es manifiesta, pero a todo esto qué ha hecho el ciudadano ante todo esta porquería.

Pues absolutamente nada, el ciudadano ha sido cómplice de acuerdo a su propio ámbito de acción e influencia y muchos llegan al cinismo de sólo culpar a unos gobiernos que en teoría son elegidos por ellos y en donde interactúan de manera activa al permitirse ser copartícipes del clientelismo político-electoral, bajo el argumento aquel de que si el Gobierno abusa o roba pues el ciudadano por qué no?, esto ha traído cada día más desgracias para nuestro país, el colmo de todas ellas es la inseguridad.

Pero qué se esperaría que hiciera el ciudadano, pues muy sencillo, que el CIUDADANO PARTICIPE, sea parte de CONTRATO SOCIAL, se involucre, vigile, exiga y no acepte prebendas, ni dádivas del Gobierno, hace muchos años Ronald Reagan dijo que el mejor PROGRAMA SOCIAL es el EMPLEO BIEN REMUNERADO, sin embargo en México esto no opera, el Gobierno compra y copta conciencias a través de los programas sociales que vienen a ser vehículos de clientelismo político y herramientas electorales.

El ciudadano es entretenido por el fútbol, la religión, la televisión y demás frivolidades que además de que engañan, generan ocio y sueños estúpido e irreales, que distraen de lo importante y trascendente a las personas y obviamente con la ayuda de algunos otros medios de comunicación el Gobierno hasta crea tendencia o contrainforma.

El ciudadano es así, transportado al confort, a la mediocridad, a tal grado que piensa que los cambios que el país necesita se van a dar desde las comodidad de su sofá, o en el peor de los casos cree que éste vendrá en ofertas políticas populistas que le prometen regalar todo, salario, seguridad social, casa y hasta esposa o mujer si elige a un mesías político de izquierda.

Ojalá todos comprendiéramos que sólo si somos conscientes de nuestra realidad y responsables de nuestro propio destino, este hermoso país cambiará, de otra manera seguiremos naufragando en el tercer mundo en medio del lodazal en el que estamos.

Despierta Ciudadano.
Atentamente
Lic. Luis Humberto Tejeda Taibo
Facebook: Luis Humberto Tejeda Taibo
Twitter: @ttaibo

 

- US -