Zumby Pixel

Pandas aún bajo amenaza

El panda gigante es sin duda una de las especies más emblemáticas y queridas del planeta convirtiéndose en un símbolo de la conservación y protección de especies de todo tipo.

Publicado 08 octubre 2017 el 08 de Octubre de 2017

por

Javier Lendeche/El Dictamen

El panda gigante es sin duda una de las especies más emblemáticas y queridas del planeta convirtiéndose en un símbolo de la conservación y protección de especies de todo tipo. Si bien la población del panda gigante ya no se encuentra en peligro de extinción aún les queda un largo trayecto para asegurar su futuro en el planeta.

Quizá te intereseMéxico reinserta a su hábitat 3 cóndores de California nacidos en cautiverio

Hogar fragmentado
Los pandas que viven en libertad habían tenido que enfrentarse a la tala de sus bosques y ahora tienen que lidiar con la construcción de carretas que fragmentan su ya delicado ecosistema. La fragmentación del territorio disponible para los pandas ha aumentado un 25 por ciento por lo cual la población total está repartida en 30 grupos aislados.

Un rayo de esperanza
No todo es calamidad para este gigante del bosque ya que los últimos censos oficiales elevaron las cifras de ejemplares a más de 2 mil individuos en libertad. Aunado a los programas para la protección de bosques y la introducción de ejemplares en cautiverio a su habitad natural, estos esfuerzos suponen un gran avance para la conservación de la especie.

Quizá te intereseCasas de bambú para damnificados

Conoce al panda gigante
Miden alrededor de 150cm de largo, más unos 10-15cm de cola.
Un panda adulto puede llegar a pesar hasta 150 kg, siendo los machos un 10% mayores y un 20% más pesados que las hembras.
Poseen un pelaje blanco con partes negras alrededor de los ojos, en las orejas, hocico, hombros y extremidades.
Están clasificados como osos, ya que poseen el sistema digestivo de un carnívoro, sin embargo su organismo ha sido adaptado a una dieta vegetariana.
Por lo general, los pandas son animales solitarios. Cada adulto tiene muy bien definido su espacio vital en el que se mueve de forma regular.
Sus encuentros reproductivos son escasos fuera de la breve etapa de apareamiento, en primavera entre los meses de marzo y mayo, machos y hembras se unen por no más de 2 a 4 días.

Extraído parcialmente de la organización Fondo Mundial para la Naturaleza.

- US -