Zumby Pixel

Buenos Días

La semana pasada escribí que el pasado temblor, a pesar de haber sido más fuerte que el del 85, afortunadamente no había causado casi víctimas en comparación con lo sucedido hace casi 37 años, pero no fue así.

Publicado 12 septiembre 2017 el 12 de Septiembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram García

¡PERDÓN! ¡ME ACHILANGUÉ!

La semana pasada escribí que el pasado temblor, a pesar de haber sido más fuerte que el del 85, afortunadamente no había causado casi víctimas en comparación con lo sucedido hace casi 37 años, pero no fue así. Y digo en el título de la “calumnia” que me achilangué pues los resultados inmediatos obtenidos fueron los de la Ciudad de México, pero, los de provincia para variar se han dado a cuenta gotas e incluso en su mayoría a través de las redes sociales, pues oficialmente no se publican los verdaderos horrores que están viviendo los habitantes del Istmo de Tehuantepec, que incluye Chiapas y Oaxaca, en donde la gente duerme a ras de piso por temor a las réplicas y en donde también no ha llegado la ayuda oportuna y en donde las comunidades apartadas de los centros urbanos deben de estar incluso hasta muriendo de hambre muchos de sus habitantes ante la falta de provisiones por la incomunicación a que están sujetos por los efectos del terremoto.

ESE NO ES EL MÉXICO QUE NOS MUESTRA TELEVISA Y TV AZTECA

Entonces cabe decir que ese, el pueblo del istmo, sobre todo el afectado de manera artera por el terremoto ¡Ese es el México real! Pues sin duda alguna el México verdadero no es esa clase privilegiada que cada seis años se reúne en la Cámara de Diputados erigida para todos los efectos en el Congreso de la Unión para llevar cabo la ceremonia de cambios de poderes federales, en donde se reúne lo más granado de la política y del Sector Privado del país, como también ahora se les ha unido lo más selecto del sector religioso nacional ¡Ese no es México! o mejor dicho, ese no es el México profundo, el México de las mayorías, el México, gracias al cual, vive toda esa clase privilegiada en cuestión, en su exagerado boato y sus excesos en todos los órdenes.

ESE ES EL MÉXICO REAL

¡Cuánto simbolismo tuvo y tiene el video tomado del señor que acataba pasar por las ruinas del palacio de Juchitán, Oaxaca y al ver la bandera nacional que antes estaba en el balcón del palacio yacía ahora entre escombros, levantando el lábaro patrio, lo amarró a una improvisada asta y llevó la bandera a lo más alto del montículo de escombros, enterrando ahí la base del asta y así ondeara nuestra insignia patria!

Más tarde se supo se trataba de un humilde herrero que al pasar por ahí y ver a la bandera semi enterrada en los escombros de lo que fuera parte del palacio municipal, se llama Ángel Sánchez, que al deambular por ahí y ver la bandera se dijo: “No, mi bandera no puede estar ahí tirada, y mi pueblo no puede estar de rodillas ante esta tragedia, tenemos que levantarnos, ser fuertes y reponernos”.

Por gente como él es que México vive y trasciende y ha trascendido. Gente con gran espíritu, ese gran espíritu que tanto caracteriza a nuestro país y gente como don Ángel, gracias a su sencillez y su enorme amor por la patria, hace posible el avance del país. Gracias a gente como él, gente del México profundo, es posible que México aún se encuentre de pie.

EL DINERO DESTINADO PARA LOS PARTIDOS POLÍTICOS QUE SEA PARA CHIAPAS Y OAXACA

Por lo que tal y como dice por ahí uno de los múltiples memes editados por manos anónimas del pueblo en relación con la problemática que vive el pueblo llano como consecuencia del temblor: “Proponemos que el dinero que se destinará a los partidos políticos sea destinado a los Estados afectados como Chiapas y Oaxaca, los más marginados, los más golpeados, los más olvidados”. Incuestionablemente que así debería de ser ¡Lástima que no será! ¿Para qué tantos de miles de millones de pesos a toda una bola de parásitos buenos para nada, que nada hacen por la patria?

DE MANERA EFECTIVA, EL DINERO PARA EL PUEBLO

Que sea mejor para gente necesitada que sí hace por México y que incuestionablemente si sirven a la patria y qué mejor que para los chiapanecos y los oaxaqueños, gente como Don Ángel, que levantó la bandera tricolor, en ese acto simbólico del pueblo llano de México levantando al país con su esfuerzo.

Incluso, gracias a ese pueblo llano es que México vive y sigue viviendo. Pues de ser por la partidocracia, el país sería una vaca a punto de expirar por causa de tanta garrapata chupándole la sangre.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

US - US -