Zumby Pixel

Ante la “Ausencia” de desgracias ¡Revivirlas!

No cabe duda, estamos absolutamente en un mundo mediático en donde cualquier inútil pide sus "quince minutos" de fama ¡No jodan!... ¡Lo peor es que lo consigue!

Publicado 01 septiembre 2017 el 01 de Septiembre de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

¡Nombre! El mundo está hasta el “keke” de broncas, genocidios, actos terroristas, desgracias naturales, contaminación galopante, amenazas de ataque nuclear, la economía mundial a punto del colapso total, un loco de atar desatado en la Casa Blanca y ¡Hay que rememorar la muerte de Lady Di! ¡No manchen!

No cabe duda, estamos absolutamente en un mundo mediático en donde cualquier inútil pide sus “quince minutos” de fama ¡No jodan!… ¡Lo peor es que lo consigue!

¡QUE NOTICIAS TAN “TRASCENDENTES”!

Realizando mi acostumbrado safari de Internet para ver qué hubo en el mundo, me encuentro como casi una “noticia de impacto total” el de una señora que en algún lugar de Monterrey, N. L., con voz estridente, que sería la envidia de cualquier marchanta, reclama que no le respetaron una promoción de pizzas ¡Y está causando furor tal hecho! ¡Jesús mío y Señor mío! Incuestionablemente el nivel cultural va a la baja de manera estruendosa en aras del rating, ergo… nos hemos agringado (por no decir acorrientado) en grado extremo.

La cuestión no es bajarle al volumen en materia de vulgaridad y protagonismo sin razón, sino hacer que la canalla impacte en “rating” y degradarlo todo en aras a más “auditorio” (si se es permitido utilizar tal calificativo).

SE QUEJAN DEL TERRORISMO Y ENSALZAN A QUIEN QUISO MINAR UNA INSTITUCIÓN MILENARIA

Por un lado, las naciones europeas golpeadas por el terrorismo están que trinan en contra del Islam, porque según dicen los inmigrantes islamitas que han recibido desde hace mucho tiempo se niegan a seguir la ley de esas naciones y quieren implantar sus normas ancestrales de sus países de origen ¡Ah!, pero cómo ensalzan a quien intentó “bombardear” a una institución milenaria tan representativa de la Europa misma. Y ayer la gente se vino abajo, sobre todo en Europa, recordando a la “Princesa rebelde”.

SIN DUDA ALGUNA CON ELLA TERMINARÁ TODA UNA TRADICIÓN, ÉPOCA E INSTITUCIÓN

Tal vez mi tía la reina Isabel II de Inglaterra sea la última monarca que se conocerá como tal en la Historia Universal, pues después de ella no se ve a nadie en su familia con la reciedumbre para aguantar llevar una vida sujeta al rígido protocolo de la monarquía inglesa, que llegado el momento el pueblo británico votará por expulsar y dejar de mantener a toda clase parasitaria (la única que se salva de este calificativo es mi tía) de Inglaterra que tanto le cuesta a la nación.

“NO TENER QUE OBEDECER ES DICHA MAYOR QUE MANDAR EN TODA LA TIERRA”

Así ha de estar la cuestión del poder que el anterior subtítulo es una frase autoría de la reina Cristina de Suecia, expresado a mediados del siglo XVII.

No hay que olvidar que los escándalos en la Corona Inglesa no los inició Lady Di ¡No! En el siglo pasado comenzaron con el escándalo de Eduardo VIII, cuando aventó la corona inglesa porque no le permitieron casarse con el “amor de su vida”, la divorciada norteamericana Wallis Simpson. Aquí se cumplió el estricto protocolo inglés en la materia, cuando Winston Churchil le dijera a un lloroso Eduardo VIII: “Su majestad, el amor déjelo para el panadero, el barrotero o carnicero. Usted es un rey y para casarse necesita una reina. Puede tener las amigas que quiera, pero para esposa, una reina”. Y el enamorado rey mandó al diablo a las instituciones y subió al trono su hermano “Bertie” (tan bien retratado este rey en la película: “El discurso del rey”), y de chanfle le tocó posteriormente a mi tía la corona. Y luego Margarita, la hermana de la reina, también hizo lo necesario para desacreditar a la monarquía, pues le dio duro al talón sin mayor recato ni medida. Por lo tanto, lo de Lady Di, fue algo suplementario que llegó en el momento correcto, en el sitio correcto y con los sistemas masivos de comunicación idóneos y fue todo un fenómeno mediático, pero, bien analizado el asunto, ella misma comenzó a crearse ese ambiente y cuando agarró velocidad se las quiso dar de santa, pero, ya había echado a andar la maquinaria de la fama y terminó como tenía que terminar: aplastándola.

JAMÁS ANDUVO EN GRUPO DE ORACIÓN ALGUNO

Pues no anduvo de cartuja rosario en mano orando por el bien de la humanidad, mucho menos con el rostro cubierto por manto de negro luto ¡Para nada!, anduvo dándole vuelo a la hilacha a todo lo que dio. Hay que reconocer que debió de haber hecho disgustar a la reina Isabel II, pero, la reciedumbre y el deber se impusieron y… mi tía ahí sigue, con una tremenda aceptación de su pueblo y Lady Di… siendo material de relleno para efectos noticiosos cuando falta espacio.

http;//losbuenosdias.blogspot.com
correo:losbuenosdias,gmail.com

 

- US -