Zumby Pixel

Toys “R” US en bancarrota

Con esto la compañía aplazaría determinados pagos con sus proveedores para ganar tiempo a la espera de que la campaña navideña sanee en cierto sentido su balance.

Publicado 19 septiembre 2017 el 19 de Septiembre de 2017

por

Otra víctima del comercio electrónico

Dr. Armando Rojano Uscanga

La icónica juguetera estadounidense Toys ‘R’ Us, que tiene más de 1.600 establecimientos en todo el mundo, debe afrontar una deuda cercana a los 5,000 millones de dólares y podría declararse en bancarrota esta misma semana, pues 400 millones son de pago urgente. Con este pasivo, la empresa baraja la opción de acogerse a la protección del Capítulo 11 en el Tribunal de Bancarrota de Estados Unidos, proceso para el que habría contratado al banco de inversión Lazard y al despacho de abogados Kirkland & Ellis para llegar a acuerdos que le permitan afrontar sus deudas a corto plazo.

Con esto la compañía aplazaría determinados pagos con sus proveedores para ganar tiempo a la espera de que la campaña navideña sanee en cierto sentido su balance. El sector juguetero es muy estacional y que es en estos meses cuando se registran las mayores ventas. El año pasado, la temporada de Navidad representó cerca del 40% de los beneficios de las empresas del sector. Para calmar al mercado, la estrategia de la compañía pasaría ahora por acogerse a la quiebra, aplazar los pagos con proveedores, seguir operando con cierta normalidad y reestructurar su negocio.

En el último trimestre fiscal, la empresa perdió 164 millones de dólares y sus ventas retrocedieron un 4,1%. Su bancarrota supondría la caída de otro gigante de la gran distribución, ante el auge de las ventas «online», pues el crecimiento de compañías como Amazon, que sólo el año pasado aumentó en un 24% la venta de juguetes, ha provocado la desaparición de un buen número de empresas del sector “retail en los últimos años. Además, los compradores también han optado por tiendas descuento estilo Wal-Mart. Toys R Us aumentó su deuda cuando Bain Capital, KK y Vornado Realty Trust entraron en su capital con una compra apalancada de 6.600 millones de dólares en 2005. Estas firmas tenían previsto sacarla a bolsa y recuperar lo invertido pero su débil negocio hizo esto imposible.

 

- US -