Zumby Pixel

El controvertido impuesto “SAYONARA”

Para promover a su país como destino turístico en el extranjero, la Agencia de Turismo de Japón necesita recursos y espera obtenerlos, de los mismos turistas, mediante un impuesto de salida, que apenas se conoció los medios empezaron a llamarle "sayonara" (adiós)

Publicado 05 septiembre 2017 el 05 de Septiembre de 2017

por

Dr. Armando Rojano Uscanga

Para promover a su país como destino turístico en el extranjero, la Agencia de Turismo de Japón necesita recursos y espera obtenerlos, de los mismos turistas, mediante un impuesto de salida, que apenas se conoció los medios empezaron a llamarle “sayonara” (adiós). De esa manera esperan llegar a la meta para 2020: 40 millones de turistas extranjeros, después de que el año pasado, recibieron más de 24 millones. Pero 14 millones en sólo cuatro años es una cifra récord, difícil de lograr.

Por eso la agencia sostiene que Japón necesita elevar su perfil global para alcanzar la meta, y que para eso requiere recursos que el impuesto “sayonara” podría proveer. Para defender su posición, pone como ejemplos a Australia y Corea del Sur. El primero cobra el equivalente a 5.000 yenes (45 dólares) para quienes abandonan el país por vía aérea, y el segundo exige 1.000 yenes (9 dólares).

Si en 2016 las personas salieron de Japón, japoneses y extranjeros, hubieran pagado 1.000 yenes por salir del país, se habrían recaudar 41 mil millones de yenes (371 millones de dólares).

El impuesto tiene detractores, principalmente de la industria turística que sostiene que si el gravamen se aplica, la estadía de los extranjeros en Japón se encarecería. Además, los principales aeropuertos japoneses cobran de 1.000 a 3.000 yenes (27 dólares) por pasajero adulto de vuelos internacionales como carga aeroportuaria y no existe una garantía de que la ampliación de campañas de promoción en el extranjero y de servicios en varios idiomas asegure un gran aumento de turistas extranjeros en Japón.

 

US - US -