Zumby Pixel

2ª. Expo Veracruz, estado multicultural

Sus productos son muy variados. Van desde la miel de abeja extraída de las flores de naranja

Publicado 17 septiembre 2017 el 17 de Septiembre de 2017

por


Masehual Ixtlamachilistli (Sabiduría indígena) aplicada a la mercadotecnia

Dr. Armando Rojano Uscanga
Desde el Jueves 14 hasta el lunes 17 de septiembre, en el Centro Cultural Atarazanas, y con entrada libre, decenas de productores mexicanos están exhibiendo sus extraordinarias artesanías, sus fabulosos servicios y sus milagrosos productos, patrocinados por la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas (CDI). Allí están representadas las cuatro regiones culturales en que han dividido el Estado: Interétnica, Huasteca, Totonacapan y Altas Montañas, y crearon un espacio para expositores de otros Estados, ofreciéndonos la oportunidad de recorrer nuestra rica geografía a través de sus productos y servicios. Y de paso, puede usted desayunar, comer y cenar, con riquísimos platillos regionales, en su zona gastronómica, que montaron en el patio central de las Atarazanas.

Sus productos son muy variados. Van desde la miel de abeja extraída de las flores de naranja; los extractos y figuras de vainilla; el riquísimo chocolate de la sierra de Papantla hecho con metate; innumerables frutas deshidratadas que mantienen su textura y sabor; mermeladas de pera, durazno y chile; ropa de lana, gorros, botas y unos borreguitos que recuerdan su origen del maravilloso insumo, hasta aceite de olivo y aceitunas negras y verdes (Xalplantale) elaborados con técnicas aprendidas de los españoles, hace cinco siglos. Y no podían faltar las auténticas y elegantes guayaberas yucatecas, el “smoking tropical”.

Y como si fuera poco, para después de desayunar, en el fondo del patio está “La casa del arte de sanar”, atendida por Lupita Lobato (Papantla), cuyas grandes y maravillosas manos nos libran de cualquier dolor y por Francisco Antonio Dolores (Nogales), médico tradicional, que cura todos los males, hasta los imaginarios. Y si a usted le gusta curarse solo, hay un amplio surtido de productos medicinales (como en botica), como crema para los golpes (hecha de árnica, sábila y romero), y jabones para la caída del pelo, hasta jarabe para la tos “Bugalito”, cuyas virtudes hicieron preguntar al Médico Cirujano Rafael Rojano Uscanga: ¿Cuántas veces se toma?, obteniendo la respuesta: “Hasta que se quita la tos”.

El mérito es de la Delegación Estatal del CDI, que aplica la sabiduría indígena y de sus funcionarias Lic. Marisol Sánchez, que recorre incansable todos los stands, cuidando que los expositores y los visitantes reciban todo el apoyo del gobierno federal, y que promueve el ecoturismo, entregando folletos sobre lo que llama “Paraísos Indígenas”, así como de la Lic. Rosa María López Cortés, que recibe y orienta a todos los visitantes.

- US -