Zumby Pixel

Mejores normas para los animales de abasto alimentario

Sufrimiento, dolor, júbilo, dicha, miedo, frustración y soledad no son sentimientos privativos del ser humano, los animales tienen la misma capacidad de experimentarlos.

Publicado 21 septiembre 2017 el 21 de Septiembre de 2017

por

Papel Social

Javier Herrera Borunda

A la memoria de quienes perdieron la vida en los recientes sismos, así como a la de sus familiares para que pronto encuentren la resignación.

Sufrimiento, dolor, júbilo, dicha, miedo, frustración y soledad no son sentimientos privativos del ser humano, los animales tienen la misma capacidad de experimentarlos.

A pesar de que todos los habitantes de la Tierra nos beneficiamos del sacrificio de una gran variedad de especies animales para nuestra sobrevivencia alimentaria, no debemos olvidar que merecen respeto y cuidados adecuados, no sólo durante su vida, sino también en los momentos de su muerte. Anualmente 53 mil millones de animales satisfacen la demanda de alimentación de la población mundial.

En este sentido, en México se hace necesario desarrollar un nuevo concepto de salud  y salubridad animal, dado que existen más de cuarenta especies de animales domésticos que utilizamos para atender nuestra demanda de alimentos y ellas contribuyen directa e indirectamente con el treinta e incluso cuarenta por ciento en la producción agrícola y alimentaria del mundo.

Los alimentos de origen animal para el consumo humano se deben elaborar bajo especificaciones técnico-veterinarias muy bien determinadas por los especialistas, entre las cuales se deben incluir las condiciones óptimas para su desarrollo y muerte, en beneficio de los mismos animales y de los consumidores.

En México, el sector ganadero tiene gran importancia en cuanto al valor económico que representa su producción y porque es una actividad de la cual dependen miles de familias mexicanas. De acuerdo al Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera la cifra de ganado en pie es de 212 mil millones 353 mil 823 pesos, y en el rubro de carne en canal, leche y otros productos se alcanzó un valor total de 356 mil millones, 167 mil 804 pesos.

A pesar del gran valor económico y social que representan para nuestro país las actividades ganaderas, no se ha podido impedir el maltrato hacia los animales destinados al sacrificio para consumo humano, a pesar de que existe un marco jurídico reforzado por normas oficiales en las cuales se han establecido protocolos de actuación que consideran aspectos como alimentación, medios físicos adecuados para el desarrollo de los animales, el cuidado durante el traslado, y el uso de técnicas de sacrificio humanitarias.

Es vergonzoso decirlo, pero en función de las irregularidades dadas a conocer por las investigaciones realizadas por organizaciones como Mercy for Animals e Igualdad Animal, desde 2013, es posible afirmar que existe incumplimiento de las normas relacionadas con el cuidado animal, encontrándose omisiones en el aturdimiento de los animales antes de su sacrificio para evitar una agonía dolorosa; el sometimiento a estrés innecesario que en ocasiones los lleva a pasar unos encima de otros debido a que perciben el peligro y buscan escapar de él; el uso de prácticas de tortura tales como matarlos azotándolos en el piso, cortarles la cola vivos y golpearlos constantemente; el surgimiento de rastros clandestinos; y el uso de técnicas como encadenamiento, golpes, choques eléctricos y otras prácticas no aceptadas como muerte por desangramiento.

Consecuentemente, cabe resaltar que la transgresión constante a nuestro marco jurídico de protección a los animales de abasto alimentario, nos advierte que debemos revisar a la brevedad dicha normativa, a efecto de ampliar su campo de acción e incluso llevarlo al marco penal con el objeto de mejorar los mecanismos de protección para los animales.

Ante este panorama y considerando la importancia que tiene la actividad ganadera en nuestro país, los integrantes del Partido Verde Ecologista de México consideramos necesario promover una Iniciativa en la Cámara de Diputados para incluir en la Ley Federal de Sanidad Animal diversos conceptos ya establecidos en la NOM-033-SAG/ZOO-2014 a efecto de que se genere un reconocimiento de las especies que son criadas específicamente para consumo humano.

En el mismo sentido, se propone también ampliar el concepto de sanidad animal, de manera que incluya todo el ciclo de vida de los animales, así como las buenas prácticas pecuarias aplicables en la producción primaria y en los establecimientos dedicados al procesamientos de bienes de origen animal para consumo humano, tales como rastros, unidades de sacrificio y otros establecimientos en los que debe ser obligatorio aplicar métodos certificados para su sacrificio como la insensibilización previa a la muerte.

Con la finalidad de generar una conciencia colectiva que evite los actos de crueldad en contra de los animales de abasto alimentario, proponemos también, con independencia de las sanciones administrativas, establecer sanciones en el Código Penal Federal dirigidas a quienes incurran en este delito.

En el Partido Verde Ecologista de México consideramos del todo insostenible que en una sociedad avanzada se permita el sufrimiento evitable de animales. Pedir bienestar animal es simplemente extender valores como la justicia, la solidaridad, el respeto y la compasión hacia el mundo animal. Compartimos la visión de consumir productos libres de crueldad animal, protestamos fuerte y públicamente en contra de estas prácticas que en mucho dañan a la conciencia humana.

[email protected]

pr_javierherrera

- US -