Zumby Pixel

Toys ‘R’ Us la juguetería más grande de EU se declara en bancarrota

Esto debido a los compradores que adquieren cada vez más los productos vía internet

Publicado 19 septiembre 2017 el 19 de Septiembre de 2017

por

Fotografía de archivo tomada el 27 de noviembre de 2014 que muestra a clientes que esperan a las puertas de Toys ‘R’ Us en Times Square durante las rebajas del “Black Friday”. La cadena de jugueterías estadounidense Toys ‘R’ Us ha presentado la solicitud de protección por bancarrota acuciada por su elevada deuda y lastrada por los cambios en los hábitos de consumo de los compradores, que se decantan cada vez más por la compra a través de internet

La icónica compañía estadounidense se ha acogido al capítulo 11 de la ley de quiebras de EE UU ante la dificultades para afrontar una deuda millonaria. La cadena de jugueterías acudió a los tribunales en Estados Unidos buscando protección para reestructurar su abultada deuda de 5.000 millones de dólares (4.170 millones de euros). El paso no es una sorpresa, porque fue una de las primeras víctimas del cambio de tendencias que afecta al comercio minorista. Lo que llama la atención es que suspenda pagos a dos meses del inicio de la temporada de compras navideñas, lo que puede echar por tierra futuros contratos.

Hace aún dos años que Toys ‘R’ Us cerraba las puertas de su tienda en Times Square, tras 15 años de presencia en la icónica plaza neoyorquina. Los gestores iban buscando ahorros a la desesperada. El plan de reflote que llevó el español Antonio Urcelay no dio resultados. Tampoco el de su sucesor David Brando, un experto en la reestructuración de empresas en dificultad.

 

La declaración de bancarrota en EE UU no significa necesariamente que la compañía tenga que liquidar su negocio definitivamente. General Motor se acogió a esta herramienta legal para reestructurar su deuda la pasada recesión. También su rival Chrysler, aunque en su caso el proceso se utilizó para poner sus activos en manos del grupo Fiat. Toy´s “R” Us tiene una deuda cercana a los 5.000 millones de dólares.

- US -