El suizo lo hizo tras derrotar en Praga al australiano Nick Kyrgios

Republica Checa/Agencias

Roger Federer, número dos del mundo, venció por 4-6, 7-6 (6) y “match tie-break” (11-9) al australiano Nick Kyrgios (20. ATP), y consiguió el último punto para proclamar a Europa vencedora de la primera edición de la Copa Laver, en honor del legendario jugador australiano de Rod Laver.

El suizo, artífice de este torneo, y el australiano hicieron disfrutar con su tenis al público, que volvió a llenar el O2 Arena, con aforo de 17.000 espectadores, y que tuvo un epílogo de infarto. Kyrgios salió muy concentrado y logró romper el saque a Federer en el quinto juego, lo que celebró efusivamente, casi como si hubiera ganado el partido.

El australiano hizo gala de su amplio repertorio, incluidos golpes acrobáticos y sus certeros golpes de revés con las dos manos, mientras que Federer trataba de practicar con precisión helvética su juego al fondo de la pista.

En sexto “match tie-break” del torneo, y que se definió a favor del tenista con más victorias Grand Slam, 19 en total, en los grandes torneos del circuito.

El Real Oviedo se vuelca con los afectados por el terremoto de México