Zumby Pixel

El Barça sufre en Lisboa

SAN024. SANTA MARÍA DA FEIRA (PORTUGAL), 27/09/2017.- Jugadores de Barcelona celebran un gol hoy, miércoles 27 de septiembre de 2017, durante un partido del grupo D de la Liga de Campeones entre Sporting y Barcelona en el estadio Alvalade en Lisboa (Portugal). EFE/JOSE SENA GOULAO

Publicado 27 septiembre 2017 el 27 de Septiembre de 2017

por

 

En un cerrado partido, el Barcelona solo pudo superar por la minina al Sporting de Lisboa

Lisboa/Agencias

El Barcelona sufrió para llevarse la victoria en Lisboa ante el Sporting de Portugal, que se lo puso difícil a los blaugranas pero no consiguieron anular el gol en propia puerta marcado por el uruguayo Sebastián Coates en el arranque de la segunda parte.

Los de Ernesto Valverde cosecharon así su octava victoria consecutiva y se colocaron líderes en solitario del grupo D, con tres puntos de ventaja sobre el Sporting y la Juventus. Vestido con su segunda equipación, el Barcelona se encontró con más dificultades de las que esperaba en Lisboa, donde los “leones” no sólo no se achicaron ante el cinco veces campeón de la ‘Champions’ sino que dominaron en varias fases del partido y estuvieron cerca del empate en más de una ocasión.

Valverde apostó por su once de gala con una sorpresa, y en vez de alinear en la línea delantera a Deulofeu, que fue descartado en el último momento, colocó de titular a Sergi Roberto, que ya había jugado en el once inicial la pasada jornada ante el Girona.

Los blaugrana siguieron intentando batir a Rui Patrício sin éxito, mientras que el peligro verdiblanco procedía principalmente de una de las revelaciones de esta temporada, Bruno Fernandes. Al filo del descanso, un disparo de Messi en el área chica se encontró de frente con un antiguo rival, cuando Coentrão se tiró al suelo de forma providencial para detener el disparo.

El bloqueo terminó nada más comenzar la segunda parte. Mathieu peinó un centro de Messi que acabó en la cabeza de Luis Suárez, pero su compatriota del Sporting, Coates, la tocó y despistó a su portero, que vio el balón entrar en la portería. El gol dejó tocado al Sporting durante unos minutos, en los que se lanzó a parar las embestidas del Barça con faltas y fue acumulando más amarillas entre sonoras pitadas al árbitro desde la grada verdiblanca, muy enfadada con el rumbo del partido.

La momentánea recuperación no desmoralizó al Sporting. Empujados por su hinchada, los “leones” lo intentaron hasta el último minuto, con una falta peligrosa que no llegó a nada, y no pudieron evitar ver cómo se escapaban los tres puntos. El colegiado salió del estadio bajo una sonora pitada de la afición verdiblanca.

 

Desaparece el Águila de Veracruz

 

- US -