Zumby Pixel

Veracruz ¿estamos capacitados para la discapacidad?

¿De qué estamos hechos que no podemos aprender sin necesidad de pasar por algo que realmente nos haga pensar en comportarnos con respeto?

Publicado 26 septiembre 2017 el 26 de Septiembre de 2017

por

Isis Zavala/ EL DICTAMEN

38 grados. Tráfico de medio día en Veracruz, e Ignacio se prestó para señalar la labor titánica que tiene que realizar para cruzar solo el centro histórico.  Imposible.  Pasar de una cera a otra no es cosa fácil así que tiene que ir por el asfalto donde se encuentran los camiones urbanos que a esa hora (y a cualquiera) transitan  como alma que lleva el diablo.

Ser discapacitado en una ciudad que le hace falta cultura vial y social

No piden mucho, realmente deberían de exigirnos más, lo único por lo que votan es por respetar los espacios que se encuentran diseñados para ellos.  La mayoría de las personas regulares, seguimos pensando en: “que tanto es tantito”, “sólo son 5 minutos” “vengo rápido” y ocupan así los lugares de estacionamiento o bien obstruyen las rampas que ellos ocupan mal que bien para desplazarse.

Esto no es una disertación de lo significa el término discapacidad pero si hay que ponerlo para ir captando un poco aquí va: falta o limitación de alguna facultad física o mental que imposibilita o dificulta el desarrollo normal de la actividad de una persona.

Se les denominó “minúsvalidos” “personas con capacidades diferentes” entre otros términos, hoy especialistas han acuñado y se han puesto de acuerdo para que se le llame sin ningún eufemismo: personas con discapacidad  e ir nombrando a cada una. Discapacidad visual, discapacidad auditiva, discapacidad motriz etc.

En siete entidades federativas se concentra prácticamente la mitad de las personas que presentan discapacidad en el país (49.6%). Con información del INEGI, México 2014

1.- México (14.6%)

2.- Jalisco (8.1%)

3.- Veracruz (7.5%)

4.-  Ciudad de México (5.8%)

5.- Guanajuato (4.6%)

6.-  Puebla (4.5%) y

7.- Michoacán (4.4 por ciento)

 (FUENTE INEGI)

Ese “sólo voy rapidito y regreso” impide a Paco tener un menor desplazamiento. Lo que a uno le puede tomar tan sólo algunos segundos llegar a la puerta del centro, a él le puede tomar varios minutos y desgaste físico nada comparado al nuestro.

 

Me encontré con mucha pena, de casi todos. Pretextos, pero nadie se movió. Corrijo  sólo uno en este experimento social en el que nos pudimos dar cuenta mi compañero y yo que la sociedad hasta no vivir la “desgracia” o la complejidad de una vida diferente es que podemos entrar en acción.

¿Realmente queremos estar en su lugar?

¿De qué estamos hechos que no podemos aprender sin necesidad de pasar por algo que realmente nos haga pensar en comportarnos con respeto?

Veracruz ¿estamos capacitados para la discapacidad?

 

US - US -