Zumby Pixel

Cinéfilos

El planeta de los simios es de las franquicias que ha permanecido vigente en el gusto de sus seguidores, la cual comprende nueve películas, entre ellas, un remake fallido, un reboot muy aceptable, dos series de televisión, cómics y libros.

Publicado 06 agosto 2017 el 06 de Agosto de 2017

por

Mario E. Durán

EL PLANETA DE LOS SIMIOS: LA GUERRA
El planeta de los simios es de las franquicias que ha permanecido vigente en el gusto de sus seguidores, la cual comprende nueve películas, entre ellas, un remake fallido, un reboot muy aceptable, dos series de televisión, cómics y libros. Pasó el tiempo y llegó la versión de Tim Burton en 2001 y las críticas fueron negativas. Pero un día de 2011 arribó “Rise of the Planet of the Apes” y las cosas cambiaron, ya que la entrega logró gran éxito en taquilla al presentarnos una historia reforzada, llena de aventura, efectos especiales de primera calidad, a lo que le siguió “Dawn of the Planet of the Apes” con un nuevo director en 2014, dando así la bienvenida a “El planeta de los simios: La Guerra”, la que considero una excelente conclusión para la nueva trilogía. En ella César (Andy Serkis) jura que no comenzó la guerra, pero él y su nación de simios genéticamente evolucionados se ven obligados a luchar en un conflicto a muerte contra los humanos que quedan en su mundo.

César volverá a contar con sus fieles seguidores Rocket (Terry Notary), Maurice (Karin Konoval) y Luca (Michael Adamthwaite), así como con los nuevos aliados Simio Malo (Steve Zahn) que es el responsable de lograr las carcajadas del público, además de la misteriosa humana Nova (Amiah Miller), quien sin necesidad de hablar, logra proyectar sentimiento en su actuación, junto a quienes se enfrentará contra el despiadado Coronel (un excelente Woody Harrelson), que lidera a la raza humana. Después de que los simios sufran bajas, César luchará contra sus oscuros instintos y comenzará su arriesgada misión para vengar a los de su especie. Esta es la tercera entrega, que vuelve a contar con la dirección de Matt Reeves, nos presenta más de dos horas llenas de historia con un guión muy bien estructurado, efectos especiales sorprendentes, paisajes impactantes, un score muy al estilo de las cintas de antaño que genera nostalgia, batallas y persecuciones cual cinta de acción, personajes inolvidables y sonido envolvente, lo cual se suma a ese viaje que el protagonista inicia con el fin de estar cara a cara con su mayor enemigo, el Coronel, (quien revelará la verdadera razón de su odio), lo que los llevará a una batalla épica que determinará el destino de ambas especies y el futuro del planeta. Para mi gusto, la mejor película que va de este 2017.

DUNKERQUE

Debo confesar que las películas bélicas nunca han sido mis favoritas, no por eso quiero restar lo sorprendente de sus historias y la calidad técnica que varias de ellas han presentado desde hace varios años, trayendo consigo temas históricos que en ocasiones han sido difíciles de llevar a la pantalla grande, como es el caso de “Dunkerque” la cual a su propio director le costó trabajo buscar la manera de hacerla atractiva para las casas productoras, siendo finalmente Warner quien se animara a distribuirla. En plena Segunda Guerra Mundial, cientos de miles de británicos y tropas aliadas se encuentran rodeados por las fuerzas enemigas en la ciudad francesa de Dunkerque. Atrapados en la playa con el mar a sus espaldas, se enfrentan a una situación imposible mientras el ejército contrario se acerca. La película relata la Operación Dinamo, también conocida como el milagro de Dunkerque, una complicada operación de evacuación del destacamento aliado en territorio francés que tuvo lugar a finales de mayo de 1940. Esta operación permitió el rescate de más de 200.000 soldados británicos y más de 100.000 franceses y belgas. Christopher Nolan hoy por hoy es sinónimo de calidad, esto después de trabajos como “Interestelar”, “El Origen” y la trilogía de Batman, por lo que en este trabajo brilla como director a partir de su propio guión original, quien además de cuidar y explotar el mayor potencial de sus actores, da pie a cuidar varios detalles más como el sonido, la fotografía, ambientación, vestuario y en especial la historia, que si bien podría no resultar del todo atractiva para las audiencias, este thriller está dotado de sentimiento, garra y emoción en cada una de sus escenas, tanto las terrestres como las aéreas, no dejándonos descansar en cuestión de sorpresas cortesía el score que de principio a fin nos hace permanecer al filo de nuestra butaca bajo la intriga de saber qué es lo que ocurrirá y qué es lo que estamos por ver, pero en especial por descubrir quién sobrevivirá. Entre su lista de actores destacan Tom Hardy, Mark Rylance, Kenneth Branagh, Cillian Murphy y James D’Arcy, todos muy bien en caracterizaciones y roles, además del elenco joven, entre ellos Aneurin Barnard, Jack Lowden, Barry Keoghan, Elliott Tittensor y el debutante ex One Direction Harry Styles, quien al igual que los demás pasó por una serie de castings para lograr el papel, y se defiende como actor aun cuando la cinta en general, la primera media hora, maneja pocos diálogos. A medida que se llega a la mitad sentimos un pequeño declive en la historia, haciéndola neutra, pero conforme avanza hacia el final vuelve a tomar gran fuerza.

TU NOMBRE
Vivir la experiencia de ver “Tu nombre” es hacer un viaje lleno de sentimientos y emociones en el que compartimos la situación por la que pasan dos personajes completamente desconocidos, quienes el destino los hace tener una conexión muy especial, además de ser un goce visual en donde la expresión musical nos transporta a un lugar mágico, haciéndola una película excelente. El día de las estrellas fugaces, dos vidas cambiaron para siempre. Los estudiantes de secundaria Mitsuha y Taki son dos completos extraños que viven cada uno su vida. Pero una noche, de repente, intercambian lugares. Mitsuha despierta en el cuerpo de Taki y él en el de ella. Este extraño incidente sigue ocurriendo de manera aleatoria y ambos deben ajustar su vida a la del otro. Sin embargo, de alguna manera, funciona, se conectan y comunican mediante notas, mensajes, y, lo más importante, una huella. Algo cambia cuando un deslumbrante cometa ilumina la noche y ambos se buscan deseando algo más: la oportunidad de realmente encontrarse. Pero sin importar cuánto lo intenten, algo más fuerte que la distancia se los impide. ¿El destino entre Mitsuha y Taki es lo suficientemente fuerte como para unirlos o fuerzas externas que ellos no pueden controlar los mantendrán separados por siempre? La película de Makoto Shinkai es hoy por hoy la animación japonesa más taquillera de la historia, motivo que le abrió paso en el mundo, en donde sus protagonistas en automático se ganan nuestro corazón y vamos junto a ellos tratando de encontrar el camino para su unión. El amor, tema principal en esta historia que va de la mano de dos adolescentes con sus típicos problemas de la edad, también fantasea con el intercambio de cuerpos y el viaje que emprenden en el tiempo, esto muy de la mano de los antiguos cuentos japoneses, inspiración que el director tomó de un cuento clásico del siglo XII titulado “Torikaebaya Monogatari”, navegando por la melancolía de los sueños que reflejan el cambio de la adolescencia a la difícil edad adulta, buscando la verdadera identidad en el mundo tan complicado que se vive hoy en día. Cabe destacar que él éxito de esta cinta se basa en el recuerdo del terremoto que cambió una nación en 2011 que cobró 16,000 vidas, haciendo alusión a un padecimiento actual que es una realidad, la temida amenaza de un desastre natural. Las hermosas animaciones que vemos en pantalla están basadas en lugares reales, a los que los fans ya están tomando como punto de referencia para conocer, logrando gráficos perfectos que por momentos nos hacen olvidar que estamos viendo una animación, abriendo la puerta a esa calidad que dentro de unos años será sin duda sorprendente.

* Recuerda que puedes encontrar más en la Fanpage CinefilosMD en Facebook.

 

US - US -