Zumby Pixel

“¿Ese es al que le quemaron las patas?”

Ahí sí interrumpí mi perorata y le pregunté si esa era la forma como le habían enseñado los hechos históricos de México.

Publicado 04 agosto 2017 el 04 de Agosto de 2017

por

Lic. Guillermo Ingram

Por azares del destino el otro día fui a parar a las ruinas de Zempoala (a tiro de piedra de Cardel) con mi asistente y su hijo de quince años y procedí a entablar una buena charla con respecto a los sucesos ahí desarrollados cuando fuera visitado por Hernán Cortés. Y de ahí me seguí con el asunto del periplo de Cortés hacia la Gran Tenochtitlán y salió a colación la figura de la Malinche, personaje que ni idea tenía de él el hijo de mi asistente. Le pregunté si acaso no le habían enseñado nada de eso en la primaria y posteriormente reafirmado en la secundaria, a lo que el muchachón me respondió que no. Para no resultar incisivo continué con mi exposición magistral, y al llegar a la escena de la pedrada aplicada a Moctezuma Xocoyotzin, según esto por Cuauhtémoc, el muchachón dijo: “Oiga ¿Ese no es al que le quemaron las patas?”. Ahí sí interrumpí mi perorata y le pregunté si esa era la forma como le habían enseñado los hechos históricos de México. El muchacho se amilanó y confesó que era lo que había asimilado porque resulta que los maestros faltaban mucho y sobre todo en la secundaria, la cual acaba de terminar. Independientemente de haber concluido mi “exposición magistral”, le dije a mi asistente, el papá del adolescente, que ahí se veía el “enorme éxito” de las reformas educativas llevadas a cabo en México desde Luis Echeverría, que al parecer la intención es hacer de la población de México una bola de ignorantes en toda la extensión de la palabra, pues realmente las actuales generaciones, principalmente los educados en las escuelas públicas no saben la “o” por lo redondo y eso es altamente preocupante, sobre todo para el desarrollo mismo de la nación, porque lo que se está entonces preparando en las escuelas públicas es un ejército de obreros sin la más mínima preparación, pues el grueso de la población del país está recibiendo su “preparación” en el sistema educativo impartido por el Estado Mexicano.

TODOS ACCEDIAMOS AL SABER A TRAVÉS DE LAS ESCUELAS Y UNIVERSIDADES PÚBLICAS

Y no es por ningún tipo de nostalgia por el pasado, pero, como ya se los he expuesto en otras ocasiones, la mayoría de los integrantes de mi generación, que es la del 54 del siglo pasado y en sí la de la década de los cincuenta del mismo siglo, fuimos preparados en las escuelas públicas y la educación ahí impartida era de primera. Los maestros (¡Aaaaah! Yo tuve pura maestras ¡Todas preciosas!), rarísima vez faltaban y cuando por alguna circunstancia extraordinaria ahí sucedía, la directora tomaba por ese único día de ausencia de la titular la batuta en el salón, pero ¡Jamás nos dejaron de dar clases!

Después pasamos a la secundaria y al bachillerato (que los hice en la nocturna, pues trabajé y estudié) y el nivel educativo en lo absoluto desmereció, fue de primera. Recuerdo que una de mis amigas, las Lorenzo Licona, Martha, que por mi ida a los EUA no me validaron los dos años de estudios allá, tuve que comenzar de nuevo y quedé a nivel generacional de ella y como yo siempre fui muy burro para las matemáticas y descubrí que llevábamos el mismo programa y casi las mismas clases, cuando no entendía algo ella me lo explicaba, y ellas iban en el Paccelli, un muy prestigiado colegio católico, o sea, ahí está la prueba de que el nivel educativo era igual en las escuelas públicas y las particulares. Y que yo recuerde, a mis quince añejos yo ya me había leído algunos clásicos y había consolidado por mi cuenta muchos datos aprendidos en la primaria y secundaria en varias materias, sobre todo historia y geografía (¡Mis materias preferidas!). Y prácticamente éramos todos los integrantes de mi generación ¿Por qué?, porque el sistema educativo con el cual nos enseñaron si funcionó.

¿QUÉ CLASE DE PAÍS LEGAREMOS A LAS FUTURAS GENERACIONES?

Hoy, prácticamente el sistema educativo de las nuevas generaciones, sobre todo de las de los colegios públicos es el celular y las redes sociales. Por lo tanto, urge una real revisión de la forma en cómo se le está “enseñando” a las nuevas generaciones y vamos a terminar con un país de puros ignaros y adocenados. Lo cual es altamente peligroso para el avance de cualquier nación, so pena de que tal nación quede en el más absoluto atraso e ignominia ¡Y a dónde vamos a dejar al país de José Vasconcelos, de Torres Bodet, de Jesús Reyes Heroles, de José Clemente Orozco, de Diego Rivera, de Siqueiros, de toda esa pléyade de mexicanos sabios que supieron darnos educación, como ejemplo! Y que tan grande proyección le imprimieran a México.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo:[email protected]

 

US - US -