Zumby Pixel

Las aerolíneas enfrentan retos inesperados

Con 4,2 millones de asientos, la carga de pasajeros supera el 80% y un 1% de la riqueza del planeta viaja en transporte aéreo.

Publicado 30 agosto 2017 el 30 de Agosto de 2017

por

Cielos saturados, guerras de precios y calor extremo

Dr. Armando Rojano Uscanga

Warren Buffett, el mejor financiero del mundo, dijo en 2013 que la aviación comercial es una trampa mortal para los inversores, y tenía razón, hoy la cartera de esta industria supera los 10.000 millones de dólares, el año pasado vivió los mejores días de su historia: ganó 29.600 millones de euros y este año espera unos 26.500 millones, con más de 37 millones de despegues, a razón de 71 por minuto. Con 4,2 millones de asientos, la carga de pasajeros supera el 80% y un 1% de la riqueza del planeta viaja en transporte aéreo.

Todo eso hubiera sido imposible sin la disrupción tecnológica y la universalización de las low cost, lo que provoca la convergencia entre ese modelo y el tradicional. Las líneas clásicas reducen sus precios y el gasto. Las de bajo coste añaden servicios de pago para mejorar la experiencia del cliente y mitigar su precaria imagen. También irrumpieron los vuelos directos de larga distancia y sin escalas, impulsados por una generación de aeronaves que consumen menos combustible y que viajan de otra forma. Las aerolíneas se alían con Airbnb y Uber para que volar resulte una experiencia completa. Los sistemas de entretenimiento a bordo ofrecerán realidad virtual, el acceso a Internet será masivo y la tecnología. Y el proceso de concentración de compañías podría acelerarse ante la fuerte entrada de las líneas aéreas chinas a Europa.

Calculan que en 2027 volarán 20.000 nuevos aparatos y se jubilarán 10.000. Con nueva conectividad y el empleo del big data podrían ahorrar hasta 5.100 millones de euros al año a las aerolíneas. Pero enfrentarán un problema creciente, la temperatura, que este verano superó los 48ºC. American Airlines canceló 40 vuelos en julio. Físicamente es imposible que algunas aeronaves pequeñas puedan despegar. El aire caliente es muy liviano e impide que los aviones generen la suficiente energía de despegue.

 

- US -