Zumby Pixel

Irlanda alcanzaría el pleno empleo en 2018

El paro caerá al 5 % a final del 2018, desde el 6,4 % actual, y hasta advierte que Irlanda podría necesitar mano de obra extranjera adicional para mantenerse como una de la economías que más crece en Europa.

Publicado 11 agosto 2017 el 11 de Agosto de 2017

por

Después de una década perdida por la crisis

Dr. Armando Rojano Uscanga

Todo indica que Irlanda abandona la década perdida y que alcanzaría el pleno empleo en 2018, gracias a que el sector de la construcción y el consumo guiarán el empleo. De acuerdo al informe de la consultora Goodbody, un “rápido crecimiento” del sector de la construcción y el aumento del consumo interno empujarán a otros indicadores. El paro caerá al 5 % a final del 2018, desde el 6,4 % actual, y hasta advierte que Irlanda podría necesitar mano de obra extranjera adicional para mantenerse como una de la economías que más crece en Europa.

La salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), conocida como “brexit”, podría variar los “flujos migratorios” de trabajadores desde el país vecino hacia Irlanda, lo que “contribuiría a rebajar esas presiones. Estiman que la demanda interna alcanzará el 4,5 % en 2017 y el 4,3 % al año siguiente, frente al 3,7 y el 3,6 %, respectivamente, previsto en su último análisis trimestral.

Estas cifras, como la del pleno empleo, se situarían en niveles similares a los alcanzados en el pico de 2007, un año antes del fin del “boom” de la construcción y del colapso del sistema financiero nacional, con que inició la “década perdida”, que obligó al Gobierno de Dublín a pedir en 2010 un rescate a la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 85.000 millones de euros, un programa de ayuda que abandonó con éxito tres años después.

Entre las debilidades de la economía, el informe destaca la escasez de viviendas, que ha disparado los precios de compra y alquiler, al tiempo que la población aumentó un 12% en la pasada década.

El producto interno bruto (PIB) irlandés podría aumentar el 3,6 % en 2019, aunque está condicionado por el alto grado de incertidumbre del “brexit”, pues se desconocen los acuerdos económicos firmarán el Reino Unido y la UE tras su divorcio en 2019 y cómo afectarán éstos a las relaciones comerciales entre Irlanda y el país vecino, uno de sus principales socios en el bloque comunitario.

 

US - US -