Zumby Pixel

Envejecimiento hace subir tipo de interés y desempleo

Además, el crecimiento económico será lento a medio plazo y la tasa de paro del área monetaria podría rondar el 10% para el año 2025...

Publicado Hace 7 horas el 16 de Agosto de 2017

por

“Duerme” a Europa y evita que recupere la normalidad

Dr. Armando Rojano Uscanga

El creciente envejecimiento en los países de la zona euro mantendrá los tipos de interés históricamente bajos, incluso cuando el Banco Central Europeo ponga fin al actual ciclo de medidas no convencionales. Además, el crecimiento económico será lento a medio plazo y la tasa de paro del área monetaria podría rondar el 10% para el año 2025 (en la actualidad el desempleo es del 9,1%). Aunque la actividad económica siga avanzando, los tipos nominales a corto plazo podrían ser de sólo el 1% en 2025, siempre que la población evolucione según las proyecciones actuales. A esa conclusión Llega un estudio de los economistas Giuseppe Ferrero y Stefano Neri del Banco de Italia, y de Marco Gross del Banco Central Europeo, que sostienen que el envejecimiento de la sociedad afecta la política monetaria, que una mayor esperanza de vida y unas tasas de natalidad más bajas suponen menos ocupados para financiar las pensiones, lo que termina inclinando a los trabajadores y jubilados a ahorrar más para afrontar los años finales de sus vidas.

Esta situación de preferencia por el ahorro y de un consumo débil, junto con las perspectivas de un escaso crecimiento de la población puede desalentar la inversión y el gasto. Además, el hecho de que la mano de obra esté disminuyendo implica que se invertirá menos capital, puesto que no será necesario invertir demasiado para mantener el ratio de capital por ocupado.

El estudio analiza tres escenarios en los que tiene en cuenta la evolución de la sociedad de la zona euro respecto a los flujos migratorios, fecundidad, crecimiento de la población, tasa de dependencia, etc. El escenario más probable, muestra que el crecimiento potencial en 2025 es de sólo el 0,6% anual, con un deflactor del 1% (promedio de precios ponderados de todos los bienes y servicios finales producidos), el desempleo sería más alto que hoy, ubicándose en casi el 10%, mientras que los tipos reales y la productividad están muy cerca de cero. Esto significa que los tipos nominales a corto plazo, establecidos en gran medida por los tipos rectores del BCE, serían de alrededor del 1% para entonces, en comparación con el promedio del 3% entre la creación del euro y el estallido de la crisis.

 

- US -