Zumby Pixel

Estados engrosan arcas; se llevan 32 mil mdp extra

Los 32 estados recibieron en conjunto una bolsa extraordinaria de 31 mil 864 millones de pesos en el primer semestre del año, es decir, un promedio de 176 millones más diariamente de lo originalmente presupuestado.

Publicado 07 agosto 2017 el 07 de Agosto de 2017

por


CIUDAD DE MÉXICO/EL UNIVERSAL
Las arcas de los gobiernos estatales tuvieron una primera mitad de 2017 mejor de lo esperado porque recibieron más recursos federalizados de lo que tenían programado, mostraron datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Los 32 estados recibieron en conjunto una bolsa extraordinaria de 31 mil 864 millones de pesos en el primer semestre del año, es decir, un promedio de 176 millones más diariamente de lo originalmente presupuestado.

Los recursos se transfirieron por la vía de participaciones, aportaciones, convenios, recursos para protección social en salud y subsidios, por los cuales los gobiernos locales recibieron 897 mil 198 millones de pesos entre enero y junio de 2017.

Cuando se aprobó el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, se avaló que en los primeros seis meses del año el conjunto de los estados recibieran por recursos federalizados 865 mil 334 millones de pesos.

El principal sostén de los recursos extraordinarios provino de las participaciones, que son los ingresos más importantes de las entidades y que son de uso libre para cada una.
Del total de transferencias federales que hace el gobierno a las administraciones locales, las participaciones prácticamente significan 46%, es decir, de cada 100 pesos que se erogan, 46 son por esa vía.

En el primer semestre de este año, la Federación debió canalizar 384 mil 301 millones de pesos; sin embargo, los datos de la Secretaría de Hacienda muestran que entregó 410 mil 955 millones, es decir, 26 mil 654 millones más de lo originalmente presupuestado.

Los estados han sido beneficiados de la mayor recaudación generada por el gobierno federal, particularmente por la vía tributaria.

La recaudación federal participable, que es la bolsa que acumula Hacienda para de ahí destinar recursos a las entidades, sumó 1.5 billones de pesos en el primer semestre del año, 6.9% más que en el mismo periodo de 2016.

De ese total, 1.3 billones fueron por impuestos, siendo renta y valor agregado los que más contribuyeron, y en menor medida y con un dinamismo menos fuerte, el IEPS.
La segunda fuente más importante de recursos que obtienen las entidades federativas es por la vía de aportaciones, que a diferencia de las participaciones, éstas si tienen un fin específico a través de ocho fondos.

Estos recursos etiquetados sirven para destinar a la nómina educativa y gasto operativo, servicios de salud, infraestructura social, fortalecimiento de los municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, así como de estados, seguridad pública y educación tecnológica y de adultos.

Las aportaciones resultaron menor a lo programado, pues de los 349 mil 610 millones de pesos que se esperaban otorgar en el primer semestre, sólo fueron 331 mil 782 millones los que se transfirieron, es decir, un boquete de casi 18 mil millones.

A pesar de la merma por aportaciones, las entidades del país pudieron compensar ese faltante mediante otros tres mecanismos federalizados: recursos para protección social en salud, convenios y subsidios, por los cuales recibieron 154 mil 461 millones de pesos.

Originalmente por estas tres vías iban a obtener 131 mil 423 millones de pesos, lo que significa que el excedente en recursos fue de poco más de 23 mil millones a favor de las arcas locales.