Zumby Pixel

La mesa puesta

La XXII Asamblea priista decidió que puede haber un candidato externo o ciudadano o no priista, como le quieran llamar para ser su abanderado en la contienda del 2018 que se ve será difícil.

Publicado 14 agosto 2017 el 14 de Agosto de 2017

por

Del Cajón
Por Julio Fentanes

La mesa puesta

Pues ya quedó la mesa puesta para que el PRI pueda escoger al mejor hombre disponible para ser su candidato presidencial el próximo año.

La XXII Asamblea priista decidió que puede haber un candidato externo o ciudadano o no priista, como le quieran llamar para ser su abanderado en la contienda del 2018 que se ve será difícil.

Y es que no se podía quedar atrás frente a los candidatos de “rifa” por ejemplo que saca Morena en todas las elecciones. Y no es cuento, como ud. sabrá incluso se utiliza una tómbola donde se anotan los que quieren ser candidatos y si sale su nombre en el sorteo, pues es el abanderado.

Eso si, los llamados plurinominales son para los favoritos de Andrés Manuel López Obrador, que cada día que pasa va dejando atrás su discurso anti salinista y recibiendo a políticos que tuvieron contacto en ocasiones estrecho con el exPresidente, pero ese es otro tema, hoy hablamos del PRI.

Hubo de todo en la Asamblea y desde luego, muchos que no estuvieron de acuerdo en que se aceptara un candidato externo, principalmente aquellos que sienten que tienen derecho y muchos años de ser militantes para aspirar a ser candidato presidencial y eventualmente Presidente.

Sin embargo, lo que no se dan cuenta esos políticos tradicionales priistas es que es precisamente eso lo que no quieren los electores: Políticos Tradicionales.

Y no tiene nada que ver que sean del PRI o de cualquier otro partido, hay un rechazo total y absoluto a lo que huela a político tradicional.

Peña Nieto, convertido en el gran elector y quien decidirá a quien le dará su apoyo, fue terso al referirse a sus correligionarios para que no se sintieran que los dejan afuera y provocar una desbandada.

“Tenemos que dar la batalla por el futuro de México, porque México es responsabilidad de todos y esa responsabilidad, compañeros de partido, inicia por preservar la unidad al interior del PRI, unidad para servir, unidad para ganar. Cerrar filas dentro de nuestro partido, es cerrar filas a favor de México, como soldados de la patria, los priistas debemos salvaguardar el proyecto de país”.

Así les habló el mexiquense a sus copartidarios.

Y claro que no dejó escapar la oportunidad de fustigar a sus adversarios políticos:

“Nuestros adversarios buscan confundir a la sociedad, pero los mexicanos no se dejan engañar, porque son testigos de que el país, gradualmente, está avanzando. Los mexicanos saben que lo bueno cuenta y cuenta mucho”

Hoy queda bastante claro por donde irá la campaña de “Lo bueno cuenta y cuenta mucho”.

Lo que no queda claro es quién será el priista que encabeza la campaña presidencial o el “ciudadano” que tenga los elementos necesarios, las características que se requiere para ser candidato presidencial.

Hay que ver qué sigue en los próximos meses, quiénes se van, quiénes se quedan dentro del PRI y si hay un ciudadano que pueda convencer a los mexicanos que el tricolor sigue siendo la mejor opción.

Es muy pronto para dar nombres o decir cuál era la dedicatoria de quitar esta clausula porque no sabemos si los que se barajan en este momento, estarán vigentes en seis meses, México está cambiando cada día y su política va muy rápido.

¿O no?

Mañana le seguimos
[email protected]

 

- US -