Zumby Pixel

UN DON EXCEPCIONAL

Ambientada en un pueblo costero de Florida, cuenta la historia de Frank Adler, un hombre soltero que cría a su sobrina Mary tras el fallecimiento de su madre. La niña tiene una gran habilidad para las matemáticas y su abuela Evelyn lo sabe bien.

Publicado 08 agosto 2017 el 08 de Agosto de 2017

por

Mario E. Durán/El Dictamen

Es bueno encontrarnos con cintas que nos motiven a siempre ser mejores personas, a aceptar nuestra condición y que nos muestra que con amor y pasión se puede lograr todo; si a esto le sumamos muy buenas actuaciones, una historia inolvidable y un camino lleno de nostalgia y retos, es lo que hace de “Un don excepcional” un trabajo que debemos tener en la mira.

Ambientada en un pueblo costero de Florida, cuenta la historia de Frank Adler, un hombre soltero que cría a su sobrina Mary tras el fallecimiento de su madre. La niña tiene una gran habilidad para las matemáticas y su abuela Evelyn lo sabe bien. Mientras que su tío intenta que la vida de la pequeña sea lo más normal posible y que disfrute de su infancia, Evelyn tiene otros planes para ella. Como consecuencia, Frank se verá obligado a luchar desesperadamente por su custodia.

Por momentos, en especial el inicio de la cinta, nos recuerda mucho a “Matilda”, solo que aquella niña tenía poderes especiales y aquí vemos más una versión madura de lo que es el camino de un ser dotado y diferente, que aun ante la falta de una madre y un padre, existe un tío que la cuida, la acepta y la protege tal cual es, buscando cumplir la última voluntad de su hermana que tras su muerte (justificación más que entendible) en la que tiene el deseo que sea alguien normal, todo esto de la mano de momentos de tensión en los que la custodia de la pequeña estará en juego, producto de decisiones equivocadas por parte de los adultos que están a su alrededor, sus familiares.

Aquí es donde aplaudimos lo logrado por el director Marc Webb, quien nos regala un drama con la participación de un Chris Evans, muy bien en su papel debo admitirlo, a quien le quedó a la perfección alejarse un momento del Capitán América, mostrando a un hombre solitario que tiene el deseo de cumplir los planes que le dejó su hermana, cargando consigo aquellos inconveniente por superar y siendo a la vez un padre para la pequeña Mary, Mckenna Grace, con quien logra una química perfecta en pantalla, siendo ambos una especie de inadaptados sociales que aun teniendo todo en contra, logran salir a flote con la ayuda de una vecina, interpretada por la siempre sorprendente Octavia Spencer, quien aun con un papel menor, es el equilibrio entre ellos y los problemas que enfrentan una vez que la abuela, una desafiante y odiable Lindsay Duncan, hace acto de presencia para marcar su territorio y el futuro que tiene previsto para su nieta, aquel del que también tenía por misión hacer cumplir a su hija fallecida, donde su ceguera la hizo olvidar por completo el amor que esta necesitaba; complementando el reparto Jenny Slate, maestra de la pequeña quien hace notar su talento a todos, una especie de versión moderna de la “Srta. Miel”.

Una cinta recomendable, por momentos triste y esperanzadora, en donde vemos a una nueva artista florecer dada su solvencia en el papel y que nos entrega una conclusión digna de un trabajo realizado con amor, con un argumento creíble, tintes cómicos que sorprende por sus actuaciones que la hacen recomendable.

US - US -