Zumby Pixel

Padre Solalinde relata su encuentro con la delincuencia organizada

El padre y activista Alejandro Solalinde cálido, con la tranquilidad y paz que transmite, se sincera y nos comparte un poco, de sus pensamientos, emociones y pasajes de su vida, entre ellos ¿cómo ha sido su encuentro con la delincuencia organizada?.

Publicado 25 agosto 2017 el 25 de Agosto de 2017

por

  • “Fíjate lo que andas haciendo con los migrantes, son tus hermanos, ellos son gualtemaltecos, son muy humildes no tienen nada, por qué asustarlos, por qué quererles quitar sus cositas… ¿eres feliz?.  Padre Solalinde a miembro de la delincuencia organizada.
  • Estoy juntando tomo mi archivo, y el de Beto Donis y algún día se va a saber todo lo que hay en esas libretas.

El padre y activista Alejandro Solalinde cálido, con la tranquilidad y paz que transmite, se sincera y nos comparte un poco, de sus pensamientos, emociones y pasajes de su vida, entre ellos ¿cómo ha sido su encuentro con la delincuencia organizada?.

¿Si usted tuviera la oportunidad de verse cara a cara con ellos qué les diría?

Ya me he visto muchas veces con ellos, por años, creo que les pude haber dicho más fíjate, pero a lo mejor en ese momento no se pudo, pero si hubo varios encuentros.

Hubo unos que andaban persiguiendo a unos guatemaltecos ahí cerca del albergue, yo salí y los enfrenté pero con el amor de un padre que va a ver a sus hijos, platiqué con ellos y le dije a uno de ellos:

“Fíjate lo que andas haciendo con los migrantes, son tus hermanos, ellos son gualtemaltecos, son muy humildes no tienen nada, por qué asustarlos, por qué quererles quitar sus cositas… ¿tú cuanto tienes en esto, eres feliz?

Le pregunté,  ¿cuántos años puedes tener, eres casado, tienes hijos?, me dijo, sí, tengo dos hijitos. Le dije, mírate cómo estas hijo, estas sucio, no has dormido y te aseguro que ni has comido, cuánto te pueden dar por hacer esto, se te está acabando la vida, y sabes qué es lo peor de todo, que en el momento que menos lo pienses te van a matar… ¿vale la pena? Busca a tu familia salte de esto, ¿lo vas a hacer?, me dijo ‘no lo sé’, le  dije, ¡inténtalo!, a los meses lo mataron.

¿Padre, usted tiene unas libretas donde lleva todos sus registros (datos, nombres), a quién se las va a dejar?

Soy listillo (ríe), y cuando sentía más fuerte las amenazas y todo, dije, un día van a entrar y quemar o destruir todo esto, y desde hace un par de años he ido llevándolo a un lugar seguro, donde ni siquiera yo me hospedo, estoy juntando tomo mi archivo, y el archivo de Beto Donis* se está grabando donde nadie lo pueda ver, y algún día se va a saber todo lo que hay en esas libretas.

*Activista y ayudante de Solalinde

¿Cómo trata de bloquear el miedo?

El miedo a mí no me preocupa, lo que enfrento a veces por las noches es el dolor, el dolor de ver tantas injusticias, tanto sufrimiento de la gente, eso sí me duele.

Los que colaboran conmigo ya me conocen, saben que si yo ya recibí demasiada dosis de sufrimiento a través de la gente, en ese momento me retiro, tengo que estar solo platicando con Dios todo esto…cuando yo veo mamás aquí con Solecito (colectivo de madres y madres de desaparecidos) y las contemplo cómo están buscando a sus hijos y que no paran, eso me duele mucho, a veces no queda más que estar solo y orar.

 ¿Usted da su hombro, pero a usted quién lo reconforta?

 A mí lo que me sostiene es la amistad con Jesús, yo lo quiero muchísimo, es un joven maravilloso, lo quiero mucho, es mi mejor amigo, es imprescindible para mi… no me lo imagino en un reclinatorio, el contacto con él es en todo momento… puedo estar en una reunión y estoy platicando con él, escribiéndole…amanezco y anochezco pensando con él, llorando, alegrándome con el…lo que me hace llorar más, lo que más me conmueve es el buen corazón de la gente, como cuando ya todo se cierra, hay un perdón una reconciliación.

¿Cómo alienta a las víctimas, a quienes han perdido a un ser querido?

No hay nadie más realista que ellas (madres de desaparecidos), ellas son expertas, saben lo que está pasando, lejos de alentarlas a ellas, ellas me alientan a mí, me enseñan, gran parte de lo que la gente admira y ve en mí, se lo debo a ustedes, a las mujeres. A mí no me da vergüenza decirlo yo tengo mucho de ustedes y ustedes tienen mucho de Dios.

¿Cómo es que después de las  amenazas que ha sido víctima, decide regresar?

 Uno no puede dejar la misión…no puedes dejar de estar del lado de las víctimas, de la gente que sufre, pero también me preocupan las personas del gobierno que se han desviado, esos delincuentes, me preocupan también ellos, las personas ciegas que viven para acumular dinero, y que no viven, que no disfrutan, me preocupan, por ello vale la pena vivir para ellos el amor de mi vida después de Dios es la gente.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.

US - US -