Zumby Pixel

Todos los niños quieren ser Luis Miguel (algunos son muy parecidos)

Familias de distintas partes de la ciudad, así como otros que llegaron de Toluca y Monterrey, acudieron al llamado para interpretar a Luis Miguel

Publicado 03 julio 2017 el 03 de Julio de 2017

por

EL CASTING PARA ELEGIR QUIEN PARTICIPARÁ EN LA SERIE DE NETFLIX

Niños y adolescentes de distintas edades se dieron cita durante el segundo día de audiciones para la serie de Luis Miguel, producida por Gato Grande y MGM.
Unos formados desde las 8:00 horas, se hicieron presentes a las afueras del hotel Sheraton en Paseo de la Reforma con el fin de tener la oportunidad de formar parte de este proyecto.

Algunos vestidos como si fueran “El Sol” en algún video musical, otros con el peinado que el cantante lució de niño y otros más con hojas de papel repasando el tema que cantarían al pasar, fue algo de lo que se vivió en la fila por más de cinco horas.

Familias de distintas partes de la ciudad, así como otros que llegaron de Toluca y Monterrey, acudieron al llamado para interpretar a Luis Miguel, entre ellos Mario Girón, proveniente de Monterrey, Nuevo León, y quien llegó en compañía de sus padres. En entrevista, el chico comentó que, más que nervios, sintió emoción.

“Estuve muy divertido y muy nervioso por la sensación de estar enfrente de muchas personas que sí saben de actuación y de canto”, expresó.

Apártate el pelo de la frente, como si te pesara la vida, aunque solo tengas nueve años y ese gesto no vaya contigo. Este es uno de los consejos que han interiorizado decenas de niños que este fin de semana han acudido a la capital de México para conseguir su lugar en el cielo. Interpretar a El Sol de México cuando era más joven, cuando todavía no se desabrochaba el botón de la camisa hasta la mitad del pecho, pero no le hacía falta. Aunque se mueven como él, sonríen como él e intentan cantar como él, la mayoría son fans de Ariana Grande y Bruno Mars. Las canciones de Luis Miguel les quedan muy lejos. Sus orgullosas madres, no obstante, mueven los labios al compás de su hijo desde el otro lado de la cámara.

“Sería un gran reconocimiento para mí y algo grande en mi carrera como actor”, explica Diego, que solo tiene nueve años, pero habla como si tuviera 30. Ha llegado al casting de la serie de Netflix —que promete desvelar por primera vez los entresijos de la vida del ídolo mexicano— con su amigo Santiago. Los dos, pequeñas estrellas de la pantalla: comenzaron desde bebés haciendo comerciales, fueron a una escuela de interpretación de Televisa y llevan años compaginando las matemáticas del colegio con sus cursos de actuación. Salían a las ocho de la noche y entonces tenían que cumplir con su deber como niños. Pero lo que ellos quieren realmente es convertirse en el próximo Eugenio Derbez, según sus propias palabras.

US - US -