Zumby Pixel

 Grandes momentos en la historia de la menstruación

Antes de que existieran los tampones que usas hoy en día, las mujeres usaban de todo; desde toallas sanitarias caseras, hasta trapos para absorber su sangrado.

Publicado 19 julio 2017 el 19 de Julio de 2017

por

CIUDAD DE MÉXICO, Agencias/ El Dictamen- Cuando piensas en la menstruación, seguro te enfocas principalmente en la tuya; si es que llega a tiempo, cuánto dura y qué síntomas trae. Pero aunque el ciclo menstrual puede ser algo completamente personal, es algo universal que casi toda mujer ha experimentado de manera diferente.

Y para entender cómo es que la menstruación ha llegado a la época moderna, hay que remontarnos a los sucesos históricos entorno a ella.

Los primeros tampones
Antes de que existieran los tampones que usas hoy en día, las mujeres usaban de todo; desde toallas sanitarias caseras, hasta trapos para absorber su sangrado. Todo esto cambio en 1929, gracias al doctor Earle Hass, quien inventó el concepto del tampón, y quién hizo el primero hecho de esponja.

4 años después, en 1933, Haas vendió la patente de su tampón a Gertrude Tendrich, quien más adelante fundaría Tampax. Tendrich compró la patente por $32 mil dólares. Su empresa ahora vale 2 billones de dólares.

La primera vez que se mencionó la palabra “menstruación” en la tele
En 1985, casi una década antes de que Courtney Cox protagonizara la serie de “Friends”, de pequeña promocionaba los tampones en un comercial de Tampax.

Cox claramente decía que la marca “puede cambiar la forma en que te sientes con respecto a tu menstruación.” Extrañamente era la primera vez que lo “decían” en un comercial de televisión.

La menstruación recibe su primera revista
En el 2014, una reportera sueca, Paula Kragten, fundó una revista llamada Period! (Menstruación), una plataforma digital hecha específicamente para hablar del ciclo menstrual. Entre los temas más hablados relucen: la endometriosis, los días de descanso para la menstruación, etc.

El sangrado libre se vuelve tendencia
Para algunas mujeres, esos días significan una fecha premeditada de chocolate, pijamas y descanso. Kiran Gandhi decidió correr un maratón en Londres sin toalla femenina ni tampón durante su periodo. Sangró libremente para crear conciencia de las millones de mujeres a nivel mundial que no tienen acceso a los productos higiénicos femeninos. También lo hizo para romper el silencio alrededor de un tema que debería ser considerado natural.

De acuerdo a Gandhi, la reacción global le enseñó 2 cosas: “el estigma de la menstruación es más profundo de lo que parece, y hay todavía mucho trabajo qué hacer para construir un mundo más inclusivo”.

Se aprueba una ley de “equidad menstrual”
En Junio del Año pasado, los legisladores de Nueva York propusieron una ley de “equidad menstrual” que haría más ligera la tarea de menstruar. La ley busca proveer tampones y toallas sanitarias gratuitas a todos los baños de escuelas públicas, albergues y centros correccionales.

Julissa Ferreras-Copeland, el miembro que propuso la legislación, habló al respecto y dijo: “los productos de higiene femeninos son tan necesarios como el papel de baño, y nadie se preocupa del papel de baño. Esta ley es única en su tipo, y dice que la menstruación es poderosa”.

Y vaya que es poderosa, pues hace un par de meses la ley fue aprobada. A principios de este año, también en Nueva York, se propuso una ley que facilitara bajar el precio a los productos de higiene femenina. ¿Y en México que se hace por nosotras?

US - US -