Zumby Pixel

Estudio de ADN cuestiona versión de la Biblia sobre los cananeos

Un equipo de investigadores del Instituto Sanger de Wellcome Trust, Reino Unido, están sacando a la luz la historia de los cananeos, pueblo que es cuasi desconocido al carecer de fuentes directas, excepto los pasajes de la Biblia.

Publicado 28 julio 2017 el 28 de Julio de 2017

por

El Dictamen/Agencias

Un equipo de investigadores del Instituto Sanger de Wellcome Trust, Reino Unido, están sacando a la luz la historia de los cananeos, pueblo que es cuasi desconocido al carecer de fuentes directas, excepto los pasajes de la Biblia.

“El País” informó que los el grupo encabezado por el genetista Chris Tyler-Smith ha analizado cinco cadáveres de cananeos enterrados en Sidón (Líbano), una de las grandes ciudades cananeas de hace unos 3 mil 600 años.

El colectivo taladró el hueso petroso, el más denso del cuerpo, y obtuvo una muestra de ADN para secuenciar el genoma completo de los restos óseos analizados y compararlo con los libaneses actuales.

De acuerdo con el Antiguo Testamento, el pueblo cananeo adoraba a otros dioses como Baal y Asera, por lo que Dios mandó a sus fieles a arrasar con la comunidad. Sin embargo, las excavaciones arqueológicas han demostrado que las urbes estuvieron ocupadas de forma continuada durante la Edad de Bronce y la del Hierro.

Los resultados de la investigación fueron presentados en la revista de la Sociedad de Genética Humana de EU. En ellos se apuntan que el ADN siguió transmitiéndose de generación en generación y actualmente la mayor parte del material genético de los libaneses viene de aquella población.

El estudio indica que los cananeos descendían de grupos de agricultores que se asentaron en Oriente Próximo durante el Neolítico y que hace unos 5 mil años se cruzaron con inmigrantes llegados del este de Eurasia.

El trabajo resalta cómo el análisis de ADN antiguo puede rescatar la historia de los pueblos que no dejaron textos escritos. En el caso de los cananeos, sus manuscritos destruidos y los papiros en los que escribían no han sobrevivido al paso del tiempo.

DE - DE - 4