Zumby Pixel

Conocer para prevenir, una de las herramientas contra la hepatitis

El Día Mundial de la Hepatitis, que se conmemora este viernes, 28 de julio, es una excelente oportunidad para redoblar esfuerzos para que más personas conozcan sobre las hepatitis virales y tomen las medidas para prevenir su contagio.

Publicado 28 julio 2017 el 28 de Julio de 2017

por

El Dictamen/Agencias

El Día Mundial de la Hepatitis, que se conmemora este viernes, 28 de julio, es una excelente oportunidad para redoblar esfuerzos para que más personas conozcan sobre las hepatitis virales y tomen las medidas para prevenir su contagio. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en el 2015 esta enfermedad causó 1,34 millones de muertes, cifra similar a las causadas por a la tuberculosis y la infección por el VIH.

Pero ¿qué es la hepatitis?, ¿cómo se transmite? y ¿cómo se puede prevenir?, son preguntas básicas que la población debe conocer para estar al pendiente de su salud y la de sus familiares, y evitar el aumento de casos.

Especialistas de Doctoralia.com.mx nos explican que la hepatitis viral es una inflamación del hígado y es causado por uno de los tipos de virus llamados A, B, C, D, E, F y G. Conforme a los datos de la Secretaría de Salud, en México se registran cada año 24 mil casos de hepatitis A, B y C.

¿En qué circunstancias las personas se pueden contagiar de un virus de la hepatitis?

La Dra. Norma Rivera, infectóloga especialista de Doctoralia, nos comenta que la hepatitis tipo A y E están relacionadas con una mala higiene al preparar la comida, agua insalubre y falta de saneamiento. La mejor forma para protegernos contra estos virus es cocer bien los alimentos, lavar y desinfectar las frutas y verduras. Lo más importante, contar con buenas prácticas de higiene personal como el lavado de manos con agua y jabón; tomar agua purificada o hervida, ya que a través del agua también se transmite estos dos tipos de hepatitis. Estas pequeñas acciones nos ayudan a prevenir muchas enfermedades, dado que estos tipos de virus se transmiten de manera fecal-oral, es decir, todas las personas que tienen esta infección aguda excretan el virus a través de sus heces.

Los virus de la hepatitis B, C y D se propagan a través de la sangre, por todos los objetos punzocortantes que no estén esterilizados y hayan estado en contacto con sangre de personas infectadas (rastrillos, navajas, material quirúrgico, instrumentos para procedimientos estéticos como manicure o pedicure). También por vía sexual y vía transplacentaria, una mujer embarazada con estos tipos de virus puede transmitirla al bebé.

Es necesario tomar medidas sencillas para prevenir la hepatitis B, C y D, como no utilizar agujas, rastrillos para afeitar ni cepillos de dientes de otras personas, revisar que se utilicen instrumentos esterilizados si vamos a hacernos un tatuaje o piercing, siempre usar el preservativo de forma correcta durante las relaciones sexuales, y las mujeres que están embarazadas o que planean embarazarse se les aconseja realizarse pruebas de detección.

Otra forma de prevención es a través de las vacunas, existe vacuna contra la hepatitis A y B, indicada su aplicación tanto en niños como en adultos.

La OMS nos muestra que estos tipos de virus afectan a 400 millones de personas en el mundo, por esta razón la Dra. Rivera nos invita a conocer más sobre la hepatitis acercándonos a nuestro médico de cabecera y además de realizar visitas regulares para un chequeo general, acudir a él cuando detectemos cambios en nuestro cuerpo o empecemos a sufrir malestares. La prevención será siempre la mejor manera para combatir a las enfermedades y asegurarnos de tener una vida sana y plena.

- US -