Zumby Pixel

Cinéfilos

Hollywood dio inicio a una serie de películas dirigidas por Michael Bay, con todo y su sello característico de luces y movimientos de cámara, basadas en los juguetes creados por Hasbro.

Publicado 23 julio 2017 el 23 de Julio de 2017

por

POR: MARIO E. DURÁN

TRANSFORMERS: EL ÚLTIMO CABALLERO
Aun cuando las críticas han sido duras, hay algo que es muy cierto: Transformers es un espectáculo visual en su máxima expresión, en la que la lluvia de efectos y el sonido, superan por completo el que no a todos les agrade su historia; pero vamos, estos personajes por años han estado presentes en el gusto de varias generaciones; además el formato 3D que nos presentan en esta ocasión sorprende.

Hollywood dio inicio a una serie de películas dirigidas por Michael Bay, con todo y su sello característico de luces y movimientos de cámara, basadas en los juguetes creados por Hasbro.

En el marco del 2007 al 2014 vimos estas entregas, y como bien supimos, fueron decayendo en argumento, por lo que muchos de sus seguidores no las aceptaron. Pero ahora es turno de dar la bienvenida a la quinta parte, de las próximas dos que tendremos como “nueva saga”, en la que Bay repite como director, “El último caballero”, donde Mark Wahlberg vuelve a convertirse en el protagonista, y si, a él si se la creemos como héroe de acción, no como a su anterior protagonista que hoy en día se dedicó más a apoyar sus ideas en contra de la meca del cine. Dos especies en guerra, una de carne y hueso, la otra de metal. El mundo ha cambiado por completo.

La Tierra es un lugar desolado, plagado de edificios destruidos y donde los seres humanos luchan por sobrevivir al conflicto que la humanidad mantiene con los robots alienígenas. Izabella (Isabela Moner) es una de las muchas personas cuya vida cambió drásticamente con la llegada de los extraterrestres.

La joven, que se ha adaptado completamente a su nueva vida en las calles, se unirá a Cade Yeager (Mark Wahlberg) para hacer frente al peligroso desafío que tienen por delante. Y es que, ante dos mundos que colisionan, solo uno de ellos sobrevivirá.

Aquí es donde nos damos cuenta que tenemos un director que entiende muy bien lo que está haciendo, pero ante la nueva historia, que nos remonta a 1,600 años, nos muestra el nuevo rumbo que tomará la saga; aquí están garantizadas la acción, las batallas impresionantes muy bien coreografiadas y los efectos visuales de la más alta calidad, aun cuando sus cortes de edición se sienten tajantes y las secuencias son muy rápidas, se agradece el que tengamos desde el inicio adrenalina necesaria para salir contentos de la sala. Uno de los atractivos principales es Anthony Hopkins, que si bien su papel no es memorable por culpa de ese toque caricaturesco que le impregnaron, eso es algo de lo nuevo que trae esta película, más comedia que las anteriores, haciendo juego con Walhberg y la bella Laura Haddock, quienes imprimen frescura a las figuras humanas dentro del filme, ya que los monumentales personajes convertibles ya tienen bien definidas sus personalidades.

El único pero sería esa montaña rusa en el guión, con giros que van desde las leyendas medievales del rey Arturo y el mago Merlín, a algunas teorías de conspiración, sociedades secretas, y el que buenos son ahora malos, cayendo por momentos en comedia involuntaria y toques absurdos, pero el festín visual, repito, amortigua toda idea negativa por la que tratemos que menospreciar este auténtico Blockbuster de verano.

MELANIE: APOCALIPSIS ZOMBIE
Si, son demasiadas las series y películas que últimamente han abordado el tema de esos seres que van caminando buscando saciar su hambre a costa de lo que sea, pero de pronto llega una cinta de la que los buenos comentarios se hacen presentes y estos son totalmente ciertos, además de contar con actores de primera calidad, la historia diferente a lo visto y ese suspenso zombie ideal para los amantes del género. “Melanie: Apocalipsis Zombie” nos recuerda mucho a “Exterminio”, solo que aquí trae como carta fuerte a una pequeña como protagonista, la cual es el pilar ideal para llevar la historia de la mano de los personajes que la acompañan, elementos perfectos para el camino de supervivencia.

Dirigida por Colm McCarthy, el reparto se encuentra integrado por Gemma Arterton, Paddy Considine y Glenn Close. Basada en la exitosa novela que cuenta la historia de un futuro distópico, donde la sociedad es asediada por una enfermedad contagiosa que convierte a las víctimas en zombies, es la que nos narra sobre la única oportunidad de la humanidad, la cual reside en un grupo de niños que son inmunes a los efectos de la pandemia. Una de esas niñas, Melanie, destacará por encima del resto, provocando que el futuro de la raza humana dependa de ella. Además de excelente ambientación, las caracterizaciones, el toque gore que le inyectaron a algunas escenas y el guión que hace en todo momento atractiva la historia, el sonido es un elemento indispensable para generar una sensación distinta, generando varios momentos de tensión en donde el hambre, el buen corazón y la necesidad de pertenecer, serán los sentimientos y necesidades por los que pasa la pequeña en su intento por entender todo lo que ocurre a su alrededor y ese sentimiento que tiene hacia la única persona que la ve como alguien más y no como un ser malo, su maestra, por quien siente un afecto humano. Un trabajo bien hecho con un final perfecto.

SIETE DESEOS
Me declaro fan absoluto de las películas de terror y soy de los que al encontrarme alguna en cartelera me doy la oportunidad de comprar un boleto para verla.  No todas han valido la pena, pero gracias a que en México cada semana tenemos una disponible, es como le tocó el turno a “Siete Deseos”, donde conocemos a Clare Shannon (Joey King), una chica de 17 años que sobrevive como puede al infierno que es el instituto, junto a sus amigas Meredith (Sydney Park) y June (Shannon Purser). Cuando su padre (Ryan Phillippe) le regala una vieja caja de música con una inscripción que promete conceder los deseos de su dueño, ella piensa que no tiene nada que perder. Clare pide su primer deseo y, por sorpresa, se hace realidad. En poco tiempo lo tiene todo: dinero, popularidad y el chico de sus sueños.

Todo parece perfecto hasta que las personas más cercanas a ella empiezan a morir de manera espantosa y retorcida. Ahora, con sangre en sus manos, Clare se tiene que deshacer de la caja, antes de que le cueste su vida y la de sus seres más queridos. La historia suena atractiva, las escenas de suspenso son leves pero están presentes, y por momentos nos recuerdan a “Destino final”, por la forma en que se llega a las muertes, y pese a que no son tan explícitas, traen consigo instantes de tensión. Encontramos una película media con un buen inicio, un cierto declive a la mitad y un mayor atractivo al final; si le falta fuerza por su protagonista que no logra ese clímax como buena “chica del terror”, y entre los personajes secundarios encontramos a un Ryan Phillippe en el papel del esposo viudo que se debe hacer cargo de su hija adolescente, pero ambos se amoldan bien para esos tintes de bullying que están presentes con jóvenes con personalidades típicas de todos los colegios.Bien se dice que todos debemos estar contentos con lo que somos y lo que tenemos, nunca querer más ni desearle mal a nadie, porque de lo contrario esto se revierte y el destino te lo cobrará de una forma lamentable.

* Recuerda que puedes encontrar más en la Fanpage CinefilosMD en Facebook.

 

US - US -