Zumby Pixel

Cinéfilos

No tiene la fuerza emocional que nos entregó “Bajo la misma estrella” y la aventura de “Ciudades de Papel” de John Green, pero bajo la premisa de ser otra adaptación de una exitosa novela juvenil, se defiende por la química de sus protagonistas y por presentar una historia fresca que pese a no estar de todo justificada, su resultado se siente agradable.

Publicado 02 julio 2017 el 02 de Julio de 2017

por

Por: Mario E. Durán

TODO TODO
Por: Mario E. Durán
Todo, Todo” es un drama romántico protagonizado por Amandla Stenberg y Nick Robinson, quienes desde los primeros momentos de la cinta nos son presentados en sus vidas: ella encerrada en su casa adaptada al no poder ser parte del exterior por una terrible enfermedad, y él con una necesidad por encontrar un sitio donde pertenecer y alejarse de los problemas típicos de un hogar (un padre que complica todo por culpa del alcohol); en donde también actúan la veracruzana Ana de la Reguera y Anika Noni Rose; pocos actores a cuadro pueden darnos una cinta emotiva, con un Soundtrack aceptable y una conclusión que si bien se basa en la fuerza que debemos tener como personas en el camino de creer en nosotros mismos, cumplir nuestros sueños, nos va revelando el único pero, y este es su final predecible, ya que nada será en realidad lo que parece y eso lo descubrimos enseguida. ¿Qué pasaría si no pudieras salir? No podrías respirar aire fresco, sentir el sol en tu cara o… besar a tu vecino. “Todo, Todo” cuenta la poco convencional historia de amor de Maddy, una adolescente curiosa e inteligente que no puede salir de su casa debido a una enfermedad que posee.

Olly, su vecino, hará lo imposible para que eso no los limite.Y aquí es donde entra en ruedo los secretos del pasado de una madre protectora por culpa del miedo, de la pérdida y de la sola idea del desprendimiento, pero con una protagonista que encaja perfecto para el papel, aun cuando existen huecos en el guión que no profundizan tal vez como debería para tomar mayor fuerza la cinta, pero que al final no le quitan el mérito de hacerla entretenida.

ELLA ES UN MONSTRUO
Nunca voy a entender por qué los bautizos mortales en los títulos de las películas en nuestro país, con lo cual hacen más evidente la historia, optando por revelar la idea con la finalidad de hacer que llame más la atención, y pensando que no vamos a entender el sentido del título que su director le puso.

En “Colossal”, o lo que aquí se llama “ La chica es un monstruo”, conocemos a Gloria, una mujer común y corriente que decide dejar Nueva York y volver a su ciudad natal tras haber perdido su trabajo y su novio, por culpa de su fuerte fanatismo hacia el alcohol. Pero, cuando en las noticias informan de que un monstruo gigantesco está destruyendo la ciudad de Seúl, Gloria se va dando cuenta de que está relacionada con esos extraños sucesos a través del poder de su mente.

Para evitar que la destrucción vaya a más, tendrá que averiguar el papel de su insignificante existencia en un evento colosal que podría cambiar el destino del mundo; en este regreso a su hogar, comienza a tener contacto con quien fuera su mejor amigo del colegio, quien, lamentablemente, resulta no ser la persona que ella siempre creyó. Hablamos de una película muy efectiva y novedosa, escrita y dirigida por Nacho Vigalondo, quien tuvo el principal acierto de colocar como su protagonista a la ganadora del Oscar Anne Hathaway, muy bien en su papel de una mujer que se encuentra en decadencia, pero toma la fuerza necesaria para buscar enfrentar sus miedos, problemas y temores ante la vida, lo cual ha venido cargando durante todo este tiempo en el que los fracasos han estado de su lado. Con ella un Jason Sudeikis a quien verdaderamente odiamos dado el enojo que refleja consigo mismo por su vida patética, sacando el cobre de su verdadero ser; se suman al reparto Dan Stevens, Austin Stowell, Tim Blake Nelson, Agam Darshi, entre otros, quienes hacen marco perfecto de esta cintaplagada de efectos especiales, que si bien resultan acartonados para lo que hoy en día estamos acostumbrados a ver, terminamos sintiendo atracción por esos dos seres enormes, un monstruo y un robot, quienes son los encargados de provocar el miedo entre los habitantes de aquellos sitios donde se hacen presentes a la misma hora.

La conclusión de la historia es aceptable, los actores muy bien en sus papeles y en general es una opción fresca que debemos tener en la mira, lo cual confirma el éxito que obtuvo con críticas positivas en su paso por los Festivales de Toronto y Sundance.

UN HOMBRE GRUÑÓN
Para mi gusto, es la mejor película que he visto en lo que va del 2017, ya que cuenta con todos los elementos necesarios para hacerla inolvidable. “Un hombre gruñón” nos centra en la narrativa vida de Ove (Rolf Lassgård), de 59 años, quien ha perdido la fe en todo el mundo, incluido en él mismo después de perder su trabajo al ser liquidado después de muchos años de labor, recordando su infancia que no del todo fue feliz por el golpe de la pérdida de sus padres, uno de ellos de forma muy trágica, y por la pérdida de su esposa, motivo que lo obligó a convertirse en un ser ermitaño, poco cariñoso y expresivo, hasta que su visión negativa del hombre y la sociedad es puesta a prueba por una familia que se muda a la casa de al lado y es ahí donde inicia la aventura de una vida muy especial, llena de altibajos y momentos diversos que van desde los trágicos hasta los cómicos, navegando por el enojo, la ilusión, el amor, la decepción, el perdón, la pasión, el odio y la depresión.

El director Hannes Holm sin duda logra un trabajo perfecto, en el que matiza cada momento de una forma tan sentimental que nos hace amar a cada uno de los personajes, todos muy bien en sus personalidades, pero es sin duda Rolf Lassgård quien se lleva los aplausos por su interpretación humana en la que dota a su personaje de situaciones reales que le hacen justicia al Best Seller en el que se encuentran basada la película, escrito por Fredrik Backman, no por algo se encontró nominada al Oscar este año a Mejor Película Extranjera y Mejor Maquillaje, haciéndola una cinta irresistible en la que queda más que comprobado que el mal humor de este hombre es tan grande como su corazón.

Ove no es el típico vecino con el que quisieras cruzarte en el vecindario, más bien le huirías al tratarse de un cascarrabias, solitario y resentido con el mundo, un hombre que fue depuesto como presidente de la asociación de vecinos, pero el contexto involuntario con cada uno de sus vecinos, lo cual le hacen impedir su acción final, meta que se propuso desde la pérdida de su esposa, es lo que lo impulsará a retomar su vida forjando nuevamente una amistad con todos ellos y a medida que él cambia, también lo harán las personas a su alrededor, que empiezan a comprender que su vecindario no sería el mismo sin el gruñón de Ove. Imperdible para todos aquellos amantes del cine independiente, con actuaciones de primera calidad y un guión bien estructurado.

* Recuerda que puedes encontrar más en la Fanpage CinefilosMD en Facebook.

- US -