Zumby Pixel

Hieren a diputados en Parlamento de Venezuela

El Parlamento, dominado por la oposición, estuvo asediado más de siete horas por decenas de simpatizantes de la llamada revolución bolivariana, quienes lanzaron piedras, fuegos artificiales y objetos contundentes durante un ataque que se saldó con cerca de 20 heridos, entre ellos siete diputados.

Publicado 06 julio 2017 el 06 de Julio de 2017

por

Grupos adeptos al chavismo irrumplen y agreden a legisladores, periodistas y trabajadores

Cerca de 20 los heridos, entre ellos 7 diputados

Maduro ordenó abrir una investigación

Caracas / Agencias/ El Dictamen
Grupos adeptos al chavismo irrumpieron ayer, por segunda vez en ocho meses, en la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela y agredieron a diputados, periodistas y trabajadores el mismo día que la Cámara aprobó convocar para el próximo 16 un plebiscito contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

El Parlamento, dominado por la oposición, estuvo asediado más de siete horas por decenas de simpatizantes de la llamada revolución bolivariana, quienes lanzaron piedras, fuegos artificiales y objetos contundentes durante un ataque que se saldó con cerca de 20 heridos, entre ellos siete diputados.

La violencia se desató antes del mediodía, poco después de que el vicepresidente del Gobierno, Tareck El Aissami, invitara desde la misma Asamblea a los “revolucionarios” a acudir al Palacio Federal Legislativo, una sede, según dijo, “secuestrada” por la “oligarquía”.

El vicepresidente había asistido al lugar para encabezar, junto a ministros y al Alto Mando militar, la ceremonia que cada año en esta fecha realiza el Ejecutivo en el Parlamento para conmemorar la independencia de Venezuela, que el 5 de julio de 1811 dejó de pertenecer a España.

Los diputados realizaron luego una breve sesión solemne que apenas había terminado cuando se produjo la irrupción chavista, que supuso el fin de la normalidad en la zona.

Efe constató cómo personas identificadas con el Gobierno, algunas con los rostros cubiertos, golpearon con palos, piedras y objetos contundentes a diputados, periodistas y trabajadores, y a algunos les robaron pertenencias.

Decenas de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) expulsaron a los agresores, aunque su actuación ha sido recriminada por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que les acusa de “pasividad” y de haber permitido el ingreso de los violentos.

El Presidente del Parlamento, Julio Borges, repudió los hechos y explicó que hay siete diputados heridos, de los cuales cinco debieron ser hospitalizados, mientras que otras personas que trabajan en el lugar sufrieron lesiones de variada índole.

Varios de los diputados heridos responsabilizaron al Gobierno de sus lesiones y aseguraron, algunos mientras recibían atención médica, que los hechos ocurridos no les intimidarán.

Pese al ataque, la Cámara aprobó la convocatoria a un referendo para consultar a los venezolanos su rechazo o apoyo a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), impulsada por el Gobierno para redactar una nueva Constitución y que será elegida el 30 de julio.

El presidente Maduro, por su parte, condenó los hechos y ordenó abrir una investigación para que “se haga justicia”.

“Yo no voy a ser nunca cómplice de ningún hecho de violencia”, afirmó el jefe de Estado desde un desfile cívico militar en Caracas en conmemoración al Día de la Independencia.

El ataque al Parlamento fue también criticado por los gobiernos de Colombia, Argentina, Estados Unidos, Chile, Perú, Panamá, México y España, así como por el Mercosur, del que es miembro Venezuela, y que ponderó el hecho como un “avasallamiento del Ejecutivo” sobre el Legislativo.

 

- US -