Zumby Pixel

Hepatitis convertida en cirrosis puede detonar en cáncer

En el marco de celebración del Día Mundial de la Hepatitis el 28 de julio, el doctor José Luis Palmeros Sarmiento, director del Hospital Regional de Alta Especialidad del ISSSTE recomienda el aprovechamiento de la medicina preventiva sostenida en el Sector Salud.

Publicado 28 julio 2017 el 28 de Julio de 2017

por

Existen virus de clasificación A, B, D y C, los 3 primeros son benignos, sin dejar secuelas con recuperación total

Recomiendan extremar cuidado en transfusiones sanguíneas, también heridas provocadas por peluqueros pueden transmitir el virus más agresivo.

Tratamiento de cirrosis resulta muy caro $ 150 mil al mes y suele extenderse a un semestre

 

Mario Vázquez Sandoval / El Dictamen
En el marco de celebración del Día Mundial de la Hepatitis el 28 de julio, el doctor José Luis Palmeros Sarmiento, director del Hospital Regional de Alta Especialidad del ISSSTE recomienda el aprovechamiento de la medicina preventiva sostenida en el Sector Salud.

Los derechohabientes institucionales y la población en general tienen oportunidad de vacunarse contra los diversos virus detonantes de la enfermedad algunas manifestaciones benignas, evitar complicaciones manifestadas en cirrosis, a un paso de tomar características de cáncer con resultados funestos.

Es momento de reflexionar de lo que podemos hacer en favor de la conservación de la salud, advirtió el jefe médico responsable de los servicios proporcionados a la burocracia federal en la entidad veracruzana y otros puntos del sureste y Tlaxcala. Existen nuevos métodos de detección del problema; por lo tanto, de la atención oportuna de la presencia de hepatitis dependerá la recuperación de la normalidad, sin cargas mayores en tratamientos, ni para pacientes, tampoco a las instituciones encargadas de la atención.

INFLAMACION DEL HIGADO
Palmeros Sarmiento dio explicación de la naturaleza de la hepatitis, significa inflación del hígado en general. Existe diferencia, varía con el tipo de virus, puede corresponder a la clasificación A, B, D, presentada en el mayor número de enfermos, superada mediante medicamentos accesibles y reposo, dieta, sin dejar secuelas. Por otro lado, figuran cuadros ocasionados por el virus C, llega a genera fibrosis – cicatrización -, cirrosis y un porcentaje creciente suele terminar en cáncer, causa de muerte.

FORMAS DE TRANSMISION
Los agentes patógenos de impacto en el grueso de la población, pueden ser el agua o alimentos contaminados. Adquirimos gérmenes de la familia A, B, D. Por esa razón, insiste el entrevistado en procurar ingesta de productos sanos, cancelar antojos comprados en la calle o bien en expendios de comida, establecimientos sin garantía de higiene. Otra vía de infección de hepatitis es el contacto sexual, aunque está demostrado, indicadores la ubican en probabilidad menor en relación con la primera referencia.

La mayor atención debemos enfocarla en los riesgos de infección por transfusión sanguínea, aquí incluye el descuido de peluqueros o estilistas al momento de estitilizar tijeras o navajas de rasurar. Heridas por pequeñas que parezcan, con el sangrado dan origen al contagio del virus de hepatitis C, con las consecuencias graves, aparición de hepatocarcinomas. El principio de una pesadilla de familiares de los enfermos y sangría significativa para el erario gubernamental.

$150 MIL POR TRATAMIENTO DE UN MES
En el peor de los escenarios, casos extremos de infección con el tipo más agresivo ya citado, o bien personas con ingesta frecuente y excesiva de alcohol u otras drogas, el director del Hospital Regional del ISSSTE, sostuvo pronósticos positivos de recuperación de la cirrosis, cancelar el paso al cáncer. Tarea compleja que impone sacrificios económicos, como el hecho de desembolso de $ 150 mil por una caja de pastillas requeridas en el curso de un mes y los tratamientos se extienden a periodos hasta de seis meses.

Afortunadamente el gobierno de la República suministra el apoyo a través de programas vigentes.

Lo fundamental de las recomendaciones hechas por el médico, sin duda, quedan centradas en la prevención en los siguientes términos: no está por demás cumplir con el lavado de manos, siempre que tengamos oportunidad, sobre todo antes de comer. Vacunarse cada uno o dos años contra la hepatitis. Ser precavidos en la práctica del sexo. Evitar el riesgo de contagio mediante la saliva y por supuesto espaciar los consumos de licor por ser considerado detonante del hepatotoxismo.

PRINCIPALES SINTOMAS
Ahora bien, al referirse a los síntomas de la enfermedad, el médico José Luis Palmeros Sarmiento citó los siguientes: ictericia -piel y ojos amarillentos-, orina oscura, fatiga intensa, náuseas, vómito, dolor abdominal, entre otros. Agregó las heces fecales como otra senda de contagio. Descartemos, la idea errónea en el sentido de calificar como vulnerable a quien padeció hepatitis A, B, D, son benignas su recuperación de la salud es completa, una vez normalizado el organismo, nada tiene que ver con la aparición de cirrosis, el problema en esta última faceta lo provoca el virus C. No existe predisposición por una primera experiencia, como suele interpretar alto número de la población.

 

- US -