Zumby Pixel

Hepatitis B y C generan más muertes que VIH y paludismo

Si bien hay hepatitis A, causada por la ingesta de alimentos contaminados, las variedades más agresivas son las B y C que causan la enfermedad crónica y pueden transcurrir 20 a 30 años para identificar la presencia del virus.

Publicado 29 julio 2017 el 29 de Julio de 2017

por

*Pueden transcurrir 30 años para detectar la enfermedad

Los doctores José Manuel Hurtado Capetillo, médico epidemiólogo y María Teresa Guzmán Terrones, médico gastroenterólogo y hepatóloga del Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz. Foto: Jesús Fernández

Rubén Licona Vázquez / El Dictamen
Al conmemorarse este 28 de julio el Día Mundial de la lucha contra la hepatitis crónica, médicos especialistas apuntaron que las variedades de hepatitis B y C están actualmente ocasionando la muerte en el mundo de un mayor número de personas que las que mueren de paludismo y vih sida.

Si bien hay hepatitis A, causada por la ingesta de alimentos contaminados, las variedades más agresivas son las B y C que causan la enfermedad crónica y pueden transcurrir 20 a 30 años para identificar la presencia del virus.

El doctor José Manuel Hurtado Capetillo, médico epidemiólogo, investigador de la Universidad Veracruzana, quien disertó sobre el tema en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz, destacó la necesidad de realizar la detección de este virus, el cual se transmite por presencia de sangre, prácticas sexuales, tatuajes y el piercing.

“Hoy estudios revelan que hepatitis C puede estar vinculada a relaciones sexuales con personas que tienen el virus de hepatitis C, sin embargo es más frecuente en aquellas prácticas en donde haya sangre de por medio, transfusiones, cirugías, extracciones dentales con material no estéril y todo aquello que genere una punción como compartir jeringas por drogas”, apuntó.

Expuso que la hepatitis crónica puede llevar a la cirrosis, o al cáncer de hígado y complicaciones como hemorragias, sangrado de várices esofágicas, aciditis y desnutrición.
Por ello recomendó la realización de pruebas de detección, las cuales se deben solicitar en los centros de salud o la institución médica a la que se pertenezca.

De salir positivos a hepatitis B o C, ya existe tratamiento en el sector público con nuevos medicamentos que pueden incluso curar la enfermedad.

Recomendó a las personas mayores de 35 años que en su niñez hayan sido inyectadas con las antiguas jeringas que sólo eran hervidas y reutilizadas, realizarse la prueba porque podrían haber sido infectadas desde entonces y no saberlo.

Resaltó que pueden trascurrir hasta tres décadas para observar las manifestaciones de la enfermedad.

 

US - US -