Zumby Pixel

Atienden múltiples patologías oculares en Hospital General

El glaucoma y la retinopatía diabética son dos de los padecimientos de los ojos con mayor incidencia en el estado y el país
Doctora Guadalupe Gamboa Martínez, cirujano oftalmólogo, médico de base adscrita al Servicio de Oftalmología del Hospital General de Alta Especialidad de Veracruz. Foto: Manuel Pérez.

Publicado 26 julio 2017 el 26 de Julio de 2017

por

Glaucoma y retinopatía diabética, principales causas de ceguera: Doctora Guadalupe Gamboa Martínez

Doctora Guadalupe Gamboa Martínez, cirujano oftalmólogo, médico de base adscrita al Servicio de Oftalmología del Hospital General de Alta Especialidad de Veracruz. Foto: Manuel Pérez.

Rubén Licona Vázquez / El Dictamen
El glaucoma y la retinopatía diabética son dos de los padecimientos de los ojos con mayor incidencia en el estado y el país, y de las principales causas de ceguera, por lo que es necesario detectarlas a tiempo, antes de que los daños sean irreversibles, señaló la doctora Guadalupe Gamboa Martínez, cirujano oftalmólogo, médico de base adscrita al Servicio de Oftalmología del Hospital General de Alta Especialidad de Veracruz.

Indicó que en este nosocomio, por el alto volumen de pacientes que se reciben, se atienden infinidad de patologías oculares, entre las más importantes el glaucoma, el cual es una neuropatía que afecta al nervio óptico, el campo visual, y el paciente va perdiendo su visión sin saberlo, de manera silenciosa hasta que es diagnosticado en una consulta de control.

Esta afectación es de las más graves.
La doctora Gamboa Martínez, quien es miembro del Colegio del Oftalmólogos del Estado de Veracruz, del cual fue presidenta, expuso que la retinopatía diabética se da en los diabéticos mal controlados, los de muchos años sin control adecuado, quienes registran afectaciones en la retina, la capa nerviosa más interna del ojo, en donde se encuentra el nervio óptico.

“Esta capa empieza a dañarse y a registrar sangrado, lo cual causa ceguera progresiva que con los años puede llegar a ser avanzada e irreversible”.

Puntualizó que el glaucoma y la retinopatía dabética son las causas más importantes en problemas de salud pública en México.

Habló de otros tipos de patología con tratamientos más prácticos o más sencillos y que tienen cierto control, como la conjuntivitis.

En las temporadas de calor y de lluvias, con desbordamientos de ríos, hay mucha infección que hasta epidemias pueden llegar.

La conjuntiva, la telita que tenemos alrededor del iris se inflama y hay una infección que produce secreciones, ardor y ojo rojo.

Estas, de tipo viral, normalmente se adquieren muy rápido y son las más frecuentes.
Hay conjuntivitis bacteriana, micóticas y alérgicas, dependiendo el tiempo en el que estemos.

Subrayó que en verano son muy frecuentes en el estado las conjuntivitis virales y hay que tomar precauciones para no contagiar a otros pacientes.

El terigión es uno más de los padecimientos, un tejido nuevo que crece de la conjuntiva, la parte blanca del ojo, crece y abarca parte de la córnea, “es lo que se llama comúnmente carnosidad, se ve a simple vista”.

Este terigión puede causar ojo rojo, sensación de tener una basurita, ardor, y va creciendo paulatinamente con los años.

Puede ser hereditario, pero también factores externos mecánicos como el polvo, exposición frecuente a lugares cálidos del trópico.

“En Veracruz hay mucho caso de terigión, el cual se puede prevenir evitando el sol, utilizar gafas de protección UV, sombreros, para proteger retina y mácula, que también ahora con los dispositivos electrónicos celulares y comutadoras se requiere tener protección con lentes antirreflejantes, entre otras medidas”, comentó la especialista.

Recomendó acudir al oftalmólogo mínimo una vez al año. Los diabéticos dos veces al año, y realizarse un examen general de “fondo de ojo”, que es una exploración en la cual se dilata la pupila, se hace más grande para poder ver a través de ella la parte más interna de la retina.

Exhortó también a los médicos generales a enviar a sus pacientes al oftalmólogo para que sean detectados de forma temprana.

Puntualizó que en el Hospital Regional de Alta Especialidad se dan 2 mil consultas al año, lo que permite detectar muchas patologías de los ojos gracias a la capacidad y buena atención de los médicos.

 

US - US -